Pareja de ancianos sube y baja por camino de tierra

Por Jackeline Del Toro 05/11/2017 |00:00 a.m.
Don Esteban Castillo Castillo y doña Matilde Meléndez dijeron que a veces tienen que bajar la compra “bolsita a bolsita”. (Para Suroeste / Gerardo Castillo)  
Hace 12 años que don Esteban y doña Matilde esperan por la ayuda del municipio de Mayagüez para mejorar el camino vecinal que los lleva a su residencia.

Hace 12 años que don Esteban Castillo Castillo y doña Matilde Meléndez esperan por la ayuda del municipio de Mayagüez para mejorar el camino vecinal que los lleva a su residencia de toda la vida, ubicada bajo el nivel de la carretera PR-349, en el Cerro Las Mesas.


Los miembros del matrimonio, quienes sobrepasan los 70 años de edad, lamentaron que tienen que bajar la compra “bolsita a bolsita. A veces en una carretilla”.

Ambos usan bastón debido a diferentes condiciones de salud. Y ni quieren pensar en la posibilidad de que surja la necesidad de sacarlos algún día de su casa en camilla. “Ya ni quieren traerme el gas para cocinar. El señor que me lo traía también se enfermó y no puede bajar por ahí. Tuve que comprarle a otro”, narró Castillo Castillo.

Don Esteban vive allí hace más de 60 años. Es la casa que él y su hermano Jesús heredaron de sus padres. Es de madera, de altos y bajos. Ellos residen en la planta alta. En los bajos, vivía su hermano, quien tuvo que mudarse debido a que su hijo sufre obesidad mórbida y se le imposibilitaba bajar la pendiente de tierra. Ahora vive en una casa alquilada.

El hijo de la pareja, Esteban Castillo Meléndez, quien ahora vive en la planta baja de la casa con su esposa, comentó que en el Municipio “les pidieron papeles, y al fin y al cabo, nada”. Llevaron certificados médicos y documentos personales, mencionaron.

Un vecino, José Díaz Colón, preocupado por la seguridad de ambos, sugirió que le construyan una escalera con pasamanos. “Yo hasta me pongo nervioso, porque a él lo operaron de la pierna derecha y se le hincha. Y ella sufre artritis”, expresó.

Ese lado de la carretera tampoco tiene sardinel que desvíe las aguas de lluvia, sino que cae por el camino de tierra, lo que lo torna más peligroso.

Regresa a la portada

Tags

Mayagüezancianospobreza