Intentan asimilar inesperada partida

comentarios

El menor de 6 años, quien murió en el choque de un trolley en Toa Baja, fue recordado ayer por sus familiares como un niño alegre, curioso y obediente, al que le encantaba cantar en la iglesia.