Qué hacer cuando tu pareja te dice que necesita tiempo

11/11/2011 |
Es el mensaje clásico para comenzar con una ruptura.

Cuando se ama, la idea de una separación en la relación de pareja no tiene cabida como respuesta a resolver cualquier diferencia que atente contra la armonía de la relación.

No importa cuán breve sea ese distanciamiento,  quien ama se sorprendería de que su compañero o compañera le pida un tiempo para alejarse físicamente de su lado en vez de aliarse para luchar juntos, uno al lado del otro, y no por separado.

Por eso no sorprende que  la popular frase “necesito tiempo” no suela ser bien acogida por quien recibe la petición. Si bien para unos representa  la alternativa para realmente descubrir si desea o no seguir con quien en un principio fuera el objeto de su afecto, para otros, sin lugar a dudas,  se trata de una forma elegante de decir adiós.

Ahora bien,  ¿cuál es el verdadero mensaje que se esconde detrás de “necesito tiempo”? ¿Es sensato acceder a esa lejanía, por breve que sea?

Excusa común

El psicólogo Carlos Sosa menciona que esta frase “es el mensaje clásico para comenzar con una ruptura”. Además,  “es un camino fácil cuando no queremos herir a la otra persona”.

Claro está, aunque hay ocasiones  en que la pareja decide regresar y continuar con la relación,  lo cierto es que “un porcentaje bien alto de las relaciones que solicitan un tiempo de separación, terminan en rompimiento, en una separación definitiva”.

Por otro lado, “muchas veces pasa que luego de un tiempo de alejamiento, quien pidió el tiempo no se  acostumbra a la soledad, y  en ese proceso de ajuste, opta por regresar porque hay una dependencia emocional”.

Por qué decirlo

Existen muchas razones que pueden motivar a una persona a solicitar a la otra una lejanía física en la relación. La más natural sería la que concierne a la realidad de que acabó el amor, al menos de parte de quien solicita alejarse, “y esto es una razón importantísima”, comenta el doctor.

También, “muchas veces ocurre porque hay una diversidad de conflictos en la relación, muchos desacuerdos, un ambiente cargado; y quizás desea un espacio de armonía para tomar una decisión respecto a la relación”.
 Por otro lado, hay quien lo hace con miras a que, durante el tiempo en que se mantenga apartado,  la otra persona reflexione y valore su compañía.

Otra posibilidad concierne a cuando, “en ocasiones, quien decide terminar quizás ya se lo ha comunicado a su pareja, pero ésta se niega a aceptarlo, a reconocer que hay problemas o a buscar ayuda profesional, por lo que  opta por quedarse un tiempo más para, luego, notificar su deseo  de necesitar  tiempo y, con ello, encaminarse a una separación definitiva”.

¿Cuánto es suficiente?

Quienes están atravesando por esta situación, posiblemente, se sientan confundidos  respecto a cuánto tiempo es prudente permanecer en esta dinámica de separación. Al respecto, el psicólogo responde que “no hay una cantidad de tiempo como tal”. Y añade que “esto dependerá de cómo se sientan ambas partes y cuánto la otra persona esté dispuesta a tolerar”. Sin embargo,  en la determinación de ese tiempo de espera “es importante recordar siempre que tenemos que mantener nuestra autoestima alta como parte de nuestro autoconcepto”.

El doctor añade enfático que “la persona que está con los pies firmes en la tierra, usualmente, pide a su pareja (a quien solicita el tiempo de separación) una conversación al respecto. Además, sabe que el tiempo de espera depende de los dos, y no de cuando el otro diga”.

A su vez,  para quienes están en la dinámica de pedir tiempo una y otra vez, al punto de convertirlo en un comportamiento repetitivo, el doctor comenta que “es momento de evaluar esta conducta, ya que no debe permitirse como patrón”.

Aprende a valorarte

Por otro lado, existe la idea de que hay quienes se apoyan en el pretexto de “necesitar tiempo” para, durante ese lapso de ausencia,  ser infiel  y, si no le va bien, regresar con su antigua pareja. “Cuando se trata de una forma de comportarse,  eso tampoco debe permitirse”, analiza el doctor. “La cultura juega un gran papel en esta dinámica, de ‘hoy no estoy contigo, pero mañana sí’”, expone. “Por eso pasa que muchas veces el hombre le pide tiempo a la mujer y confía en que tiene las puertas abiertas para cuando quiera regresar”.

Respecto a este comportamiento, el psicólogo menciona enfático que “una persona que se quiere a sí misma sabe decir ‘basta’, ‘hasta aquí’. Pero eso depende del autoconcepto de la persona”, analiza. Y  reitera que  “necesitamos sentirnos bien con nosotros porque eso es lo que alimenta nuestra autoestima y, por ende, nuestro autoconcepto”.

Enfrenta la realidad

Sosa invita a “ser honesto con uno mismo y saber que hay unos indicadores de que las cosas no van bien en la relación”. Pero observa que “muchas veces ocurre que uno se pone a la defensiva, en negación, que es un mecanismo de defensa para manejar la situación porque se trata de una realidad muy dolorosa para esa persona”. Sin embargo, es enfático al sugerir que  “no pretendas que la otra persona se quede a tu lado si no hay amor”.

Para citas con el psicólogo Carlos Sosa: 787-755-2402 o 787-640-2821

En el proceso

La comunicación es esencial   Inicia un diálogo con tu pareja para saber su sentir. ¿Qué lo(la) ha llevado a optar por esa decisión? ¿Estás de acuerdo con esa  determinación?

Cuidado con ser infiel   “Durante ese tiempo de separación, debes hacer lo que la conciencia te dicte”, comenta el doctor.

Analiza cómo te sientes  “Sé honesto contigo y evalúa en qué aspecto te sientes más feliz”, aconseja el psicólogo. “Si te das cuenta de que disfrutas más de esa vida de  soltería, entonces es momento de considerar una separación”.

Busca ayuda  Siempre es recomendable procurar la asistencia de un consejero de pareja para ayudar a tomar una decisión responsable en cuanto a la relación.