Ejercicios provocan orgasmos en mujeres

03/19/2012 | 07:28 p.m.
Un nuevo estudio revela que hay mujeres que experimentan orgasmos y placer sexual inducidos por el ejercicio, sin necesidad de un hombre, un vibrador o cualquier otro tipo de estimulación sexual.

Un nuevo estudio revela que hay mujeres que experimentan orgasmos y placer sexual inducidos por el ejercicio, sin necesidad de un hombre, un vibrador o cualquier otro tipo de estimulación sexual.

De acuerdo con la investigadora Debby Herbenick, codirectora del Centro para Promoción de la Salud Sexual, de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, este fenómeno fue reportado por primera vez en 1953 por el renombrado investigador  Alfred Kinsey y sus colegas, quienes aseguraban que alrededor del 5% de la población femenina que habían entrevistado informó haber tenido orgasmos asociados con el ejercicio físico.

 A partir de entonces, la incidencia de estos orgasmos -denominados “abdorgasmos” (“coregasms”, en inglés) por estar asociados con los ejercicios que se enfocan en los músculos abdominales- , ha sido reportada con cierta regularidad en los medios noticiosos.

No obstante la atención que les han otorgado los medio populares, es muy poca la información científica que existe sobre estos orgasmos inducidos por el ejercicio, según mencionaron los investigadores en la edición de marzo de la revista “Sexual and Relationship Therapy”. 

Herbenick  y sus colegas obtuvieron su información de encuestas cibernéticas realizadas entre 124 mujeres que habían experimentado orgasmos provocados por el ejercicio, además de otras 246 mujeres que reportaron sentir placer sexual, mientras realizaban sus ejercicios. La mayoría de las mujeres encuestadas fluctuaba entre los 18 y los 63 años de edad y decían estar en relaciones estables o casadas. De éstas, un 69% manifestó ser heterosexuales.

Resulta notable, además, que las féminas que reportaron orgasmos aseguraron no haber tenido fantasías sexuales ni haber estado pensando en alguien en particular al momento de experimentarlos. 

Según se detalló, el 19%  dijo haber estado montadas en la bicicleta estática o haciendo “spinning”, mientras 9.3% estuvo trepando postes o sogas, 7% estuvo levantando pesas y 7% estuvo corriendo, amén de otros ejercicios variados -yoga, corriendo, ejercitándose en máquinas elípticas, haciendo aeróbicos, etc.-, al momento de sus orgasmos.

No empece a los muchos orgasmos reportados, se encontró que lo que las mujeres experimentaban con mayor frecuencia era sencillamente placer sexual.

De acuerdo con la investigadora Debby Herbenick, codirectora del Centro para Promoción de la Salud Sexual, de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, este fenómeno fue reportado por primera vez en 1953 por el renombrado investigador  Alfred Kinsey y sus colegas, quienes aseguraban que alrededor del 5% de la población femenina que habían entrevistado informó haber tenido orgasmos asociados con el ejercicio físico.

 A partir de entonces, la incidencia de estos orgasmos -denominados “abdorgasmos” (“coregasms”, en inglés) por estar asociados con los ejercicios que se enfocan en los músculos abdominales- , ha sido reportada con cierta regularidad en los medios noticiosos.

No obstante la atención que les han otorgado los medio populares, es muy poca la información científica que existe sobre estos orgasmos inducidos por el ejercicio, según mencionaron los investigadores en la edición de marzo de la revista “Sexual and Relationship Therapy”. 

Herbenick  y sus colegas obtuvieron su información de encuestas cibernéticas realizadas entre 124 mujeres que habían experimentado orgasmos provocados por el ejercicio, además de otras 246 mujeres que reportaron sentir placer sexual, mientras realizaban sus ejercicios. La mayoría de las mujeres encuestadas fluctuaba entre los 18 y los 63 años de edad y decían estar en relaciones estables o casadas. De éstas, un 69% manifestó ser heterosexuales.

Resulta notable, además, que las féminas que reportaron orgasmos aseguraron no haber tenido fantasías sexuales ni haber estado pensando en alguien en particular al momento de experimentarlos. 

Según se detalló, el 19%  dijo haber estado montadas en la bicicleta estática o haciendo “spinning”, mientras 9.3% estuvo trepando postes o sogas, 7% estuvo levantando pesas y 7% estuvo corriendo, amén de otros ejercicios variados -yoga, corriendo, ejercitándose en máquinas elípticas, haciendo aeróbicos, etc.-, al momento de sus orgasmos.

No empece a los muchos orgasmos reportados, se encontró que lo que las mujeres experimentaban con mayor frecuencia era sencillamente placer sexual.