Sácale el jugo a la pasta dental

10/06/2012 |
Sabías que… La primera pasta de dientes fue creada por médicos egipcios hace 4,000 años. Muy abrasiva y con un intenso sabor, se hacía con piedra pómez pulverizada, sal, pimienta, agua, uñas de buey, mirra y cáscara de huevo. Con este mejunje realizaban el lavado dental. Fuente: Nueva Salud.  (Archivo)
 
El primer dentífrico comercial apareció en Gran Bretaña a finales del siglo XVIII.

Te levantas, vas al baño, te paras frente al lavamanos, te miras al espejo, estiras una mano para coger el cepillo de dientes y la otra para apretar la pasta.

¿En algún momento te has preguntado para qué otra cosa puedes usar la pasta que no sea para lavarte los dientes?

Nosotros sí, y compartimos algunos consejitos de cómo sacarle partido hasta el último apretón de la pasta.

Truquitos que resuelven

Quitar las manchas de la ropa

Coloca un poquito de pasta (que no sea gel) sobre la mancha y frótala con un pañito húmedo. Después, enjuaga con agua tibia.

Limpiar tazas

¿Cómo quitar las manchas de café? Con pasta, por supuesto. Frota fuerte el interior de la taza y luego lávala como de costumbre. Por cierto, también sirve para sacar manchas de ollas de  acero inoxidable y de la plancha.

Blanquear los tenis

Seguimos con el tema de limpieza, la pasta es un éxito con los tenis; solo frota fuertemente el área sucia y verás cómo quedan blanquitos.

Quitar olores 

¿

Cocinaste con ajo y cebolla y la peste no se te va de las manos? Échate un poquito de pasta, como si fuera crema, y luego enjuágalas.

Eliminar trazos de crayola de la pared 

¿Tus niños fueron invadidos por el espíritu de Picasso y te sorprendieron con una obra de arte en la pared? Corre al baño, busca la pasta de dientes, pásala por la obra y recupera la pared.

Arreglar guayazos.

Ese cedé o devedé que tanto te gusta  se fastidió con un rayaso, un consejito: frótalo suavemente, enjuagua con agua tibia  y a disfrutar.

Molestia en los dientes.

La pasta es buena si  tienes dolor de muelas o en los dientes. Si te pones un poco  donde está el dolor, este se reducirá.

Alivia las picadas de insectos.

Aplica una buena cantidad de pasta de dientes en las picadas de mosquitos o irritaciones de la piel para aliviar la 

piquiña. 

Alivia dolores de cabeza y mareos

La pasta contiene menta y aceite de clavo que pueden aliviar el dolor de cabeza y mareo. Aplícate una proporción del tamaño de un garbanzo en tus dedos y masajea tu sien.