Joan Smalls Rodríguez: de Hatillo a las mejores pasarelas del mundo

01/31/2013 |
La “top model” internacional comparte el orgullo de llevar su sabor criollo a los desfiles de prestigiosos diseñadores.
En el 2000, compitió en Ford Super Model of the World. (Archivo)  

En Nueva York, tiene los rascacielos. En Puerto Rico, la vista a las montañas que calman su alma de la ajetreada agenda de modelaje. 

El frío de la ciudad neoyorquina le anuncia grandes proyectos profesionales. El calor de su isla le recuerda el amor de los suyos, sus raíces, el orgullo de recordar una y otra vez que es puertorriqueña. 

El  talento de Joan Smalls Rodríguez en pasarela la ha llevado a ocupar   un lugar privilegiado en el escenario de prestigiosos diseñadores. Ha trabajado con los grandes de la moda. Pero existe un espacio particular que desea ocupar, y es el corazón de su pueblo boricua. 

“Significa mucho para mí”, revela en entrevista telefónica desde Nueva York, donde reside hace alrededor de seis años. “Necesito el respaldo de mi gente, el apoyo”, reitera, en especial al observar que “a veces siento que vienen muchachas de otros países y la gente sabe quiénes son ellas”. Y es que, a pesar de haber sido la portada de varias ediciones internacionales de la revista Vogue, y de colaborar para firmas como Yves Saint Laurent, Christian Dior, Chanel y Givenchy, entre tantas otras, Joan percibe que hay gente de su isla que no la conoce. 

Pero queda claro que su silueta y su rostro han sabido impresionar  a muchos destinos en el mundo. Muestra de ello es haber sido seleccionada como una de las 99 mujeres más admiradas y deseadas por los hombres, según una encuesta realizada por el portal AskMen. Cabe mencionar que 2.4 millones de hombres participaron del sondeo, del que la estilizada modelo fue una de las que salió airosa. 

“Me sentí honrada de que hay tantas mujeres bellas en el mundo, que son hermosas de acuerdo a donde vienen y su origen, y ser parte de eso (la encuesta) es como un honor”, revela sorprendida la modelo de la prestigiosa agencia internacional IMG Models. 

Y al indagar si, en efecto, se siente bonita, responde que “siempre me sentí linda. Pero no tiene que ver con el físico, sino cómo me criaron mis padres, que siempre me enseñaron que me aceptara como yo era y no porque alguien me lo dijera. Entonces siempre me sentí cómoda con quien fui”.

Es Smalls por su padre 

En diversos artículos noticiosos se ha mencionado erróneamente que Joan utiliza el apellido Smalls por su marido. Pero la modelo responde enfática que pertenece a su progenitor, quien es original de Saint Thomas. Además, está enamorada, sí, pero es soltera. “¡No estoy casada!”, señala  al conversar sobre este error tan común en diversas publicaciones.

Junto con su crianza en Hatillo, el apellido Rodríguez acentúa sus raíces. “Lo que pasa es que, cuando viajas y estás en Estados Unidos, no se usa el apellido materno”, menciona tras recalcar que “mi mamá es puertorriqueña”. 

De hecho, toda su vida ha estado acostumbrada a aclarar sus orígenes. “Siempre tuve esa discusión”, señala con un tono de resignación. “Estando en Puerto Rico, la gente no creía que yo era puertorriqueña, por el nombre. Y acá la gente también se sorprende ... hasta que me escuchan hablar español”, revela.

Presa del amor

Quiso reservarse el nombre del compañero que hace tres años conquistó su corazón, pero no cuán feliz se siente de tenerlo a su lado. “Es una persona tan comprensiva y amistosa que me apoya en lo que yo quiera. Siempre me respalda”, asegura respecto a su pareja norteamericana. “Me conoció en un tiempo en que yo estaba determinada a intentar que me dieran una oportunidad y tenía esas ansias de poder hacer algo más de lo que ya estaba haciendo”, cuenta emocionada, además de añadir que su enamorado continuamente la halaga y resalta sus logros y virtudes.

Adora su isla

Recientemente, la reconocida modelo pudo tomar dos semanas de su agenda para compartir con su familia durante las festividades recientes. “Mofongo, lechón, arroz con gandules, ¡los cociné yo todos!”, confiesa entre risas al hablar  sobre su estadía  en la Isla. “¡Le dije a mi mamá que hiciera los guineítos en escabeche, pero lo demás lo hice yo”, enfatiza. De paso, aclara que las dietas están ajenas a su rutina ya que come de todo. “Me irrita cuando la gente me pregunta ¿tú comes?”, confiesa con firmeza. “¡Es genética! Mis padres son delgados. Hasta el día de hoy, mi papá es superdelgado. Tengo eso en el gen”, recalca, y añade que “también me gustan los deportes y hacer ejercicios porque me mantengo fuerte y me ayuda con las posturas y con la escoliosis”. 

Previo a culminar la entrevista para abordar un avión a París como parte de su agenda laboral, Joan Smalls invita a quienes aspiran a destacarse en el modelaje a soñar, a que “siempre mantengan la cabeza en alto y crean en sus sueños. No permitan que nadie las convenza de que no pueden”.

Lo que extraña de su tierra

“La familia y la vista que tiene mi casa, que tú sales al balcón y lo que tienes es la Cordillera Central y sientes esa tranquilidad y una paz. Eso es lo que me hace falta, y estar en la compañía de mi mamá, hacerle gracia y hacerla reír y molestarla”

Lo que más disfruta

“Varias cosas: conocer gente en la industria que son leyendas, iconos. Nunca pensé que iba a trabajar con ellos y ahora estoy frente a frente, hablo con ellos”

Lo más difícil

“A veces uno viaja a sitios que son preciosos, que a lo mejor nunca te imaginarías viajar, y por fin estás ahí, pero estás sola. Estás con tus compañeros de trabajo, pero nunca lo puedes experimentar con un ser querido, con un familiar”

Los que piensan que su carrera es fácil

“Quisiera que vivieran por lo menos 24 horas en mis zapatos y después puedan saber lo que se siente. Esto toma mucha fuerza y mucha voluntad, de trabajar hasta las 12 de la  noche. Trabajar 15 horas al día. Eso no es fácil, y tampoco glamoroso”

Con los grandes 

Ha estado en la portada de Vogue, ediciones de Brasil, Japón, Australia y Turquía.

En 2010 la firma Givenchy la contrató en exclusiva para su desfile de otoño-invierno de Alta Costura.

Además de las revistas W y Harpers Bazaar, ha figurado en editoriales de Vogue, edición de Italia, Francia y Alemania.

Ha modelado colecciones de Valentino, Jason Wu, Gucci, Burberry, Yves Saint Laurent, Jean Paul Gaultier y Christian Dior, entre otros.

Ha participado para campañas de Stella McCartney, Chanel, Lacoste y Roberto Cavalli.

Además...

Aspira a ser la portada de Vogue, edición de Estados Unidos

Su estatura es 5’10”

Participó en el vídeo de la canción It’s Alright, de Ricky Martin

De niña, soñaba con ser Miss Universe

Consideró ser veterinaria 

Anhela modelar para Prada