100,000 bultos para cumplir sueños

Por Jayson Vazquez Torres / jvazquez@primerahora.com 03/21/2013 |06:25 p.m.
Isak Joel Rusi será uno de los 35 niños que cumplirán su sueño.  
Supermercados Econo busca recaudar $150,000 para la Fundación Make-A-Wish

Katerines Díaz Santos y Aurelio Pizarro Rivera confiaron en su fe  para sobrellevar el difícil diagnóstico que recibió su pequeño hijo de un año y seis meses, Jesús Jeremías.

Luego de notar que la barriguita del niño se hinchó, descubrieron que su criatura tenía leucemia. Se le había inflamado el hígado y el vaso.

“Cuando lo anestesiaron para hacerle (un estudio) en la médula espinal, se fue en paro respiratorio. Estuvo tres semanas en intensivo y los doctores nos mandaban todos los días a la funeraria a hacer los arreglos”, explicó el padre del niño que ahora tiene tres añitos.

“Yo le decía a la doctora que yo creía en Dios y que él iba a salir de intensivo”, sentenció la madre.

Así fue como la familia de Río Piedras se unió en oración por el más pequeño de sus tres hijos, y a las tres semanas de estar en intensivo comenzó a mejorar.

 De inmediato, comenzaron el tratamiento de quimioterapias que se extendió casi por dos años. “Se le cayó el pelo, pero siguió siendo un niño normal, no me decayó y respondió a todo de lo más bien”, explicó Aurelio.

Al igual que ellos, Emily Vale Alice, de Mayagüez, enfrentó el serio diagnóstico  de su hijo de siete años en 2012. 

“Le empezó a crecer un nódulo en el cuello y eso fue por lo que lo llevamos. Primero, le hicieron la biopsia y, cuando dio positivo, comenzaron las quimioterapias”, contó la mujer sobre el diagnóstico de linfoma de Burkitt (cáncer en el sistema linfático) que le dieron a su niño Isak Joel Rusi.

Sin embargo, gracias al tratamiento a tiempo, su niño goza de buena salud.

 “Gracias a Dios ha estado como un niño normal, activo, sin ningún efecto secundario permanente de la quimioterapia”, reveló.

Y aunque ambos menores coincidieron en que fueron diagnosticados con enfermedades que amenazaron sus vidas, los dos recibieron una buena noticia juntos, al conocer que cada uno viajará a Disney con sus familiares.

Esto gracias a la Fundación Make-A-Wish, que les concede deseos a niños que padecen enfermedades peligrosas, y a una alianza entre Primera Hora y Supermercados Econo, que donó $150,000 para que 35 niños puedan ver sus deseos hechos realidad.

 “Nosotros fuimos a presentarle 29 deseos, porque son 29 los dueños de la cadena (de supermercados) y le llevamos 35 (para escoger) y se quedaron con los 35”, contó Jaime A. Rullán Ferrao, presidente de laJunta de Directores de Make-A-Wish, sobre el compromiso que realizó la empresa con la Fundación.

 “Hay una campaña de que, con seis pesetas, cumples con los deseos de los niños, y nosotros íbamos a ser el vehículo para que se vendieran estos bolsos para recoger el dinero y llevárselos a la entidad. Fue tan impactante en nuestra gente, que nosotros le dimos el dinero adelantado”, dijo por su parte Lino Hernández, presidente de la Junta de Directores de Supermercados Econo. 

Aunque ya se entregó el dinero y ya los niños han comenzado a disfrutar de sus sueños, en los supermercados comenzarán a vender unos bolsos a $1.50 para la Fundación. La meta es vender 100,000 bultos a seis pesetas. 

“Nosotros pusimos toda la parte publicitaria, le dimos el respaldo pleno a la iniciativa y fue un compromiso con Econo y con Make-A-Wish”, señaló por su parte Jorge Carvajal, vicepresidente  asociado de Mercadeo de Primera Hora.

El donativo –que será utilizado para cumplir los deseos de niños boricuas– ha sido uno de los más grandes recibidos por Make-a-Wish desde su fundación.