Falta el agua en el barrio Juan Ascencio de Aguas Buenas

Por Amarilys Lozada Martínez / amarilys.lozada@primerahora.com 11/01/2013 |00:00 a.m.
Además de los hogares de unas 300 familias, en el sector ubican un centro Head Start y la Escuela Elemental Ramón Luis Rivera, quienes también se han visto afectados por la falta de agua.
El alcalde de Aguas Buenas, Luis Arroyo Chiqués, aseguró estar al tanto de la situación del barrio Juan Ascencio. (Archivo)  

Hace unas tres semanas que los vecinos del barrio Juan Ascencio de Aguas Buenas no cuentan con agua potable en sus hogares.

Para don Wilfrido De Jesús y Felicita González la situación se ha tornado intolerable y claman por que se resuelva la situación cuanto antes.

El sector cuenta con un acueducto comunal, por lo que recibe el preciado líquido de un pozo que ubica en el área y que es administrado por una directiva elegida por los mismos residentes. Con este sistema comunitario los vecinos solo pagan $16 al mes para recibir agua en sus hogares.

Sin embargo, según explicó la pareja a Primera Hora, hace tres semanas el flujo de agua comenzó a disminuir hasta que se detuvo por completo. Por este problema, el matrimonio ha tenido que “buscárselas” para poder suplir las necesidades de su hogar y hasta ayudar a algunos vecinos.

“Mi esposo con las dificultades que tiene no debe guiar. Y él va a otros sectores y busca agua y hasta comparte el agua con los vecinos, que son una pareja bien enferma”, lamentó doña Felicita, de 73 años.

Por su parte don Wilfrido, de 82 años, explicó que  “hace tres semanas los llamó a ellos (los encargados del pozo) para pagarle. La señora me explicó que un motor se había quemado, que lo habían buscado afuera, luego me dijeron algo de un transformador. Me están dando muchas excusas”.

Además de los hogares de unas 300 familias, en el sector ubican un centro Head Start y la Escuela Elemental Ramón Luis Rivera, quienes también se han visto afectados por la falta de agua.

La directora del plantel, María del Rosario Torres Báez, indicó que la escuela está operando en horario regular pero han tenido que realizar ajustes. Explicó que cuentan con tres cisternas, cuya agua se utiliza para limpiar, fregar en el comedor y el mantenimiento de los baños. Mientras que la Autoridad de Comedores Escolares está supliendo agua destilada para confeccionar los alimentos y vajilla desechable.

Sin embargo, el ambiente escolar se ve afectado debido a que, según expresó, algunos estudiantes “tienen problemas con el uniforme, porque no los pueden lavar, y además cuando se acaba el agua hay que llamar al municipio de Aguas Buenas o a Bayamón. Ellos nos ayudan pero hay que estar pendiente a cuando vienen los camiones”.

Tanto la directora escolar como la pareja de residentes indicaron que había problemas de comunicación al momento de recibir agua de los camiones cisternas. Expresaron que había que estar pendiente porque el camión se estacionaba en un lugar sin advertir a los residentes sobre su presencia.

“Bochinche” entre vecinos

El alcalde de Aguas Buenas, Luis Arroyo Chiqués, aseguró estar al tanto de la situación del barrio Juan Ascencio.

Explicó que, aunque en un principio distribuyeron agua casa por casa en camiones cisternas, esta práctica presuntamente generó polémicas entre los residentes ya que alegaban que solo le estaban llevando agua a unos y a otros no. Siendo así, el alcalde decidió instalar dos oasis en el área. El líder municipal aseguró que los mismos están ubicados frente a la Escuela Ramón Luis Rivera y otro en el Colmado Marilino Rivera. 

El ejecutivo municipal explicó que al tratarse de un acueducto de la comunidad, el municipio no tiene injerencia en el asunto. Sin embargo, reiteró que en varias ocasiones, en los 9 años que lleva en la alcaldía, el municipio ha extendido ayuda al proyecto comunitario tanto con trabajos de asfalto en el camino que da acceso al pozo, como desembolsando dinero para ayudar a resolver problemas que se les han presentado.

Para el líder municipal, el problema con dicho acueducto es una mala administración. Reiteró que actualmente hay un lío interno entre la directiva anterior y la nueva, por lo que las gestiones administrativas del acueducto, entre ellas el cobro de la mensualidad a los residentes, se han visto afectadas. 

El líder aprovechó para advertir que “aquí los residentes se tienen que poner de pie y pedirle a las directivas que resuelvan sus problemas por el bien de la comunidad. Que se unan o se quiten y que trabajen con todo el mundo”.   

Por el momento indicó que el problema que mantiene a los residentes del barrio sin agua es una sobrecarga en el voltaje. Añadió que el municipio los asesoró en la contratación de una compañía que comenzará a trabajar en el acueducto este próximo viernes.

Si bien el alcalde estimó que el problema se debe estar resolviendo entre una y dos semanas, indicó que la empresa comunitaria que maneja el acueducto enfrenta otros problemas, entre ellos una deuda con la Autoridad de Energía Eléctrica, por lo que en un futuro podrían continuar las dificultades si los administradores no trabajan bien.  

Primera Hora intentó sin éxito, en repetidas ocasiones, obtener una reacción de alguno de los miembros de la nueva directiva.

Tags

Aguas Buenas