Problema con perros realengos en Río Grande parece no tener fin

Por Amarilys Lozada Martínez / amarilys.lozada@primerahora.com 04/24/2013 | 05:55 p.m.
Estos cachoros fueron abandonados en días recientes. (Suministrada/Javier Ruttell)  
Reclaman a las autoridades para que se lleven finalmente a los más de 100 perros que rondan el área.

La comunidad del sector punta Las Picúas en Río Grande no ve solución al problema severo de animales realengos que se han conglomerado en dicho sector.

Y es que presuntamente el problema se agrava debido a que éstos son alimentados a diario por un presunto doctor que no reside en el lugar y muchos ciudadanos se aprovechan de esto para dejar allí sus perros.

Javier Ruttell, vía Ojo de la Calle, denunció la situación a Primerahora.com y no pierde las esperanzas de que se solucione.

Según indicó, se trata de más de 100 perros que se internan en una zona boscosa del lugar, son violentos y se teme que podrían propagar enfermedades.

Sobre la persona que fomenta que los perros permanezcan en el lugar, Ruttell explicó que “ese señor no vive aquí, él se mete al monte con un bulto lleno de comida”. Aseguró que él y otros vecinos han tenido altercados con el individuo al reclamarle por la situación.

La Oficina de Manejo de Emergencias, que ofrece el servicio de recogido de animales realengos tiene conocimiento del problema que afecta a esa comunidad, indicó Ruttel. 

Andrés Castro, quien es el encargado del recogido de los animales, aseguró que el presunto “doctor importante de Santurce” que alimenta a los animales “los amenazó” para que no se los llevaran. A su vez, indicó que en varias ocasiones han puesto trampas para atrapar animales en esa área pero éstas no han dado resultados.

“Le he puesto trampas y he esperado varias horas y si no cae ninguno me tengo que ir”, dijo Castro.

“Están metidos en el monte y no podemos meternos ahí”, expresó el hombre, quien recalcó que él es el único encargado de esta labor y tiene que darle servicio al resto del municipio.

Castro también solicitó la ayuda de los residentes del área para esta gestión. “Si ellos logran atrapar algunos animales, nosotros vamos y los recogemos. No nos estamos negando a darle el servicio”, explicó.

Sin embargo, al cuestionarle a Ruttell sobre esa posibilidad, éste indicó que en una ocasión logró atrapar nueve perros en su propiedad. Los alimentó por una semana pero nunca respondieron a su llamado para el recogido.  “Las llamadas son diarias, nunca hay respuesta”, insistió.

Además dijo que ha realizado varias gestiones para reunirse con el alcalde de Río Grande, Eduard Rivera Correa, pero nunca ha logrado obtener una cita con el líder municipal. 

Primerahora.com intentó comunicarse con el director de la Oficina de Manejo de Emergencias para tener claro en qué consiste la amenaza del presunto doctor, pero éste no estaba en su oficina al momento de la gestión. 

Mientras tanto, los vecinos de esta zona playera siguen conviviendo con la manada de canes, que cada semana sigue creciendo.

Si usted o su comunidad tiene alguna situación que afecte la convivencia o la zona en la que reside envíe su información a ojodelacalle@primerahora.com

Tags

Río Grande