Agentes de Operaciones Tácticas ayudan a personas con necesidades

Por Darisabel Texidor Guadalupe / darisabel.texidor@primerahora.com 10/22/2013 |08:52 a.m.
El grupo impactará otras comunidades en Juana Díaz y Santa Isabel. (Para Primera Hora / Edgar Vázquez)  
Un grupo de oficiales de la Unidad de Operaciones Tácticas de Ponce trabaja en una iniciativa de ayuda a personas necesitadas.

Ponce. A simple vista los oficiales de la Unidad de Operaciones Tácticas (UOT) se ven fuertes, serios y estrictos, pero la realidad es que son seres humanos sensibles que además de velar por la seguridad de la ciudadanía buscan ayudar a los más necesitados haciendo tareas poco usuales.

Un grupo de agentes de la UOT de la región policiaca de Ponce cambió su uniforme y salió a la urbanización Alta Vista a impactarla de una manera diferente: limpiando áreas verdes de residencias abandonadas y remozando los patios de envejecientes con condiciones especiales.

El teniente Rolando Roldán explicó que la iniciativa surge de un esfuerzo de los oficiales para acercarse a la comunidad y fortalecer los lazos de comunicación y confianza entre la ciudadanía y la policía. Además, los uniformados desean cambiar el concepto que el pueblo tiene de los oficiales de la UOT. “No queremos que nos digan los malos y abusadores”, dijo el teniente.

Destacó que el lema ‘Sirviendo a la comunidad con fuerza y voluntad’ fue escogido por todos porque resalta su compromiso, disposición, lealtad y deseos de servir a la ciudadanía.

Explicó que se reunieron con un grupo de vecinos de la urbanización y discutieron sus necesidades y preocupaciones y luego delinearon el plan de labor comunitaria en la que realizan limpieza, ornato, recogido de escombros, pintura y construcción.

Pero no tan solo hacen el trabajo fuerte, también comparten con los vecinos como una sola familia.

“Próximamente estaremos en Juana Díaz y Santa Isabel”, sostuvo Roldán.

Por su parte, el agente Alberto Vélez expresó su satisfacción de poder ayudar a quienes lo necesitan.

“Le damos la mano a nuestros hermanos y estamos contentos con la experiencia”, dijo el agente.

Agradecidos

 los vecinos

La primera en recibir la ayuda directa de la UOT fue Zaida Parissi, quien tras sufrir un derrame cerebral no puede hacer sus cosas. “Gracias Señor, yo pensé que estaba olvidada”, expresó emocionada la mujer de 75 años mientras besaba las manos de la jefa de la región policiaca de Ponce, Clementina Vega.

“Detrás de esas armas y rotenes hay un corazón noble”, dijo, por su parte, la vecina Mirta Baerga.

Otros residentes expresaron que apoyan la gestión de los oficiales. 

Hasta el lugar se personó la alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, cuyos empleados también aportaron en las labores de limpieza.

“Los policías salen de día y de noche y no saben si regresen a sus hogares”, comentó la alcaldesa, quien agradeció la iniciativa de los agentes.

Tags

Ponce