Decididos a enfrentar la crisis social en Loíza

Por Primerahora.com 03/07/2013 | 00:01 a.m.
El estudio de Joanne M. Walker Solís reflejó la poca importancia que brindan los jóvenes a sus estudios cuando tienen relaciones de pareja.  
Estudiantes de Medianía Baja, en Loíza, investigan y buscan soluciones a los problemas sociales de su pueblo.

El embarazo y el pobre desempeño escolar de  una amiga  de octavo grado motivaron a Joanne M. Walker Solís,  de noveno grado, a realizar una investigación sobre el noviazgo y sus efectos en la vida de  adolescentes de las escuelas intermedias de Loíza.

El estudio –que ganó el primer lugar en la segunda exhibición El proyecto de investigación en acción colaborativa, de la Escuela Nueva Intermedia de Medianía Baja– se concentró en adolescentes de entre 12 y 15 años. 

“He notado que hay muchos jóvenes que son inestables (en sus estudios) y quise saber si era que le daban más importancia a su relación que a sus estudios porque la mayoría tiene un promedio académico bajo”, dijo Joanne.

El ejercicio reflejó lo que ya Joanne temía: “El noviazgo afecta negativamente los hábitos de estudios porque, principalmente, desenfoca al estudiante”, dijo. 

A esta joven se unieron  28 estudiantes del plantel loiceño para investigar los problemas sociales que les preocupan.  Temas como el maltrato infantil, drogas en las escuelas, deserción escolar, noviazgo, criminalidad, alcoholismo, suicidio, el divorcio y problemas en las redes sociales fueron tratados por los alumnos –en colaboración con sus padres y maestros– mediante encuestas, entrevistas e información oficial de diversas agencias de gobierno.

La experiencia permitió a Celián González Cirino, también de noveno grado, conocer sobre lo que hacen sus amistades el tiempo que pasan conectadas a Internet que, según constató su estudio, es mucho más que el que dedican a sus materias académicas. 

“Yo realmente quería saber qué es lo que los estudiantes hacen cuando están conectados por mucho tiempo al Internet, y pude ver que, en primer lugar, escuchan música, en segundo lugar, están conectados a las redes sociales y, en tercer lugar, ven pornografía”, expuso Celián acerca de su proyecto titulado La sexualidad en las redes sociales –también ganador de un primer lugar–, con el que descubrió que la mayoría de los estudiantes de su escuela no  practican  el sexo cibernético.

¿De qué se trata? 

La directora del plantel, Laura   Meléndez Rosa, señaló que los padres se involucran con los estudiantes para realizar el trabajo, pero son ellos mismos quienes escogen los temas basados en sus intereses, en “cosas que ellos directa e indirectamente han experimentado”. 

“Esto sirve para que ellos prosigan hacia una carrera universitaria. A ellos les espera un futuro extraordinario, pero también necesitan el apoyo de sus padres, de los maestros y directores. Además, nosotros queremos resaltar todo lo bueno que hace Loíza porque siempre se habla mal de este pueblo y, como escuela, queremos trabajar con nuestros estudiantes para que ellos continúen preparándose para que sean los futuros loiceños que dirijan este pueblo”, aseguró Meléndez Rosa.

Héctor  Osorio, el maestro de matemáticas y uno de los que impulsaron el ejercicio investigativo en la escuela,  explicó que “estos trabajos de investigación son hechos a largo plazo; tuvieron una duración de seis meses, comenzando en septiembre. Son temas que ellos conocen, están relacionados a problemas que ellos han vivido. Ellos hicieron una carpeta con toda la información recopilada, como si fuera una minitesis, y digitalizaron todo para diseñar una infografía de su trabajo”.

La iniciativa surgió del modelo de enseñanza Aprendizaje Basado en Proyectos (PBL, por sus siglas en inglés), que promueve la investigación y un aprendizaje significativo basado en experiencias adquiridas debidamente planificadas por los maestros que los implantan. “Nosotros trajimos esta actividad por unos talleres que nos dio el Departamento de Educación (DE) referente a cómo implantar el proyecto PBL. Los padres y estudiantes hicieron más de lo que nosotros hemos pedido. Hubo jóvenes que fueron más allá e hicieron documentales”, expresó, por su parte, Carmen  Escudero, maestra de la escuela. 

Mientras, los estudiantes ganadores tendrán la oportunidad de participar con sus proyectos en la feria científica regional en Humacao y en una competencia nacional de la empresa Microsoft.