Freno al “bullying”

Por Libni Sanjurjo / lsanjurjo@primerahora.com 04/10/2013 |
María del Mar Fletcher, de 18 años, compartió con sus compañeros su testimonio de cuando sufrió acoso verbal en la escuela a los nueve años.  (juan.alicea@gfrmedia.com)  
La comunidad del Colegio Marista inició una campaña con la que se aspira a crear conciencia de este mal.

Era imposible ignorar el mensaje. La frase parecía haber contagiado todas las áreas posibles del plantel escolar, y cómo no si estaban en sus vestimentas, bien claro y preciso, a la vista de cualquiera. El problema es muy grave como para mantenerlo escondido. La acción, por lo tanto, debía ser contundente: “Stop Bullying. ¡No te Quedes Callado!”

Las palabras marcaban así el inicio de una iniciativa que aspira a eliminar o, al menos, controlar el acoso escolar.

Y es que la comunidad del Colegio Marista, en Guaynabo, dio ayer un paso al frente al iniciar una campaña institucional contra el bullying, que se aspira que sea el modelo de otras escuelas públicas y privadas de la Isla para combatir este problema social con potencial de afectar la salud, las relaciones sociales y el derecho de quienes están involucrados.

Según la psicóloga escolar Melissa Rodríguez, la campaña –que forma parte del Proyecto de Sana Convivencia Escolar– surgió como respuesta a las denuncias de hace varios meses sobre una de las modalidades de este tipo de maltrato, el ciberacoso, especialmente en algunos de los colegios privados del país. “Esto no podemos dejarlo aquí; hay que correr la voz, hacer ruido”, expuso Rodríguez.

“En los pasados meses, hemos visto en Puerto Rico casos extremos de bullying entre estudiantes, particularmente la modalidad de cometerlo a través de vídeos o comentarios en las redes sociales (...). Este aumento de casos de acoso o bullying nos compromete a todos los que trabajamos en el ambiente escolar a trabajar directamente con el estudiantado y con el entorno que rodea a cada uno de ellos”, agregó.

De inmediato, un grupo de reconocidos colegios y academias se hicieron eco del llamado: Colegio San Ignacio, Baldwin School, Colegio San José, Colegio San Antonio, Nuestra Señora de Belén, Colegio Puertorriqueño de Niñas, Academia Perpetuo Socorro, American Military Academy y Academia San Jorge.

“Es una invitación a trabajar por la dignidad humana. Es reconocer la diversidad, respetar la individualidad de cada uno, aceptarlos como son y trabajar en pos de una sociedad más justa”, expuso la psicopedagoga de la institución escolar, María Clara Tejada.

“Es una realidad de todos los colegios, no es solamente algunos, escuelas públicas y privadas, y todos tenemos que levantar bandera para poder trabajar en la solución del problema, que es una realidad de todos”, agregó.

En primer lugar, la invitación a los estudiantes, así como al resto de la comunidad escolar, es a no mantener el silencio ante una agresión física o verbal. En segundo lugar, a tomar acción sobre la situación, al denunciarlo a la autoridad escolar que pueda ayudar, tanto a la víctima como al victimario.

En particular, la denuncia sobre las páginas de Gossip Girls PR, utilizadas para el ciberacoso, estremecieron a Rodríguez, logrando dar espacio a la creación de la campaña que se desarrollará mensualmente a lo largo del próximo año escolar, comentó. “Ahora vas a tu casa, donde se supone que estés segura, y te persiguen”, subrayó.

“Dije no, aquí hay que hacer algo. Nos tocó de cerca, había estudiantes afectados, padres bien preocupados”, añadió.

sentirse bien con quienes son

Por su parte, varios de los estudiantes que acudieron a la inauguración de la campaña aplaudieron la iniciativa porque este maltrato atenta contra sí mismos y sus compañeros.

Entre ellos, una de las representantes de la Academia Perpetuo Socorro, Claudia Pascual, expuso que es “bueno que se tome la iniciativa, ya que el tema es bien serio; nos debemos unir como comunidad para pararlo ya”.

Mientras, una de las estudiantes del Colegio Marista, Arelis Agosto, de 17 años, destacó que este maltrato es dañino porque, como persona y miembro de una institución educativa, “me quiero sentir bien de mí misma”.

De igual modo, Fabián Santaniello añadió que, “sin bullying, te puedes desarrollar plenamente, sin miedo de ser quien eres. Yo soy feliz como yo soy; aprendí que aceptándome a mí mismo es la única manera que puedo ser feliz, y cuando tienes amigos que te aman por quien eres, es más fácil”.

Lo superó

En el caso de María del Mar Fletcher, la joven de 18 años logró superar el maltrato verbal que enfrentó a los nueve años de edad, cuando compañeros decían mentiras y comentarios negativos sobre ella. “Lo pude superar bastante bien, claro, en comparación con otras noticias, se queda corta (mi historia), pero siempre afecta, por más pequeño que sea el acto de bullying, eso afecta”, sostuvo a este diario minutos antes de pararse frente a cientos de estudiantes para compartir su testimonio, que puede contar porque “yo hablé (con mi familia y el colegio), no lo callé”.

Por ejemplo, María del Mar tuvo que aprender a lidiar con frases como “no te vamos a hacer caso”, así como con comentarios negativos de ella que se les decían a sus compañeros de escuela. “Si uno se queda callado, eventualmente explota, de manera incorrecta”, añade.

Y es que, “no por ser privados, no hay bullying; lo hay, pero no sale a la luz pública”, detalla Omar Rosado, de 18 años.

Mientras, Juan Ocasio, de 16 años, destacó que “no tiene sentido que estés pasándola mal en un sitio en que se supone que crezca como persona”.

De acuerdo con literatura de la institución, el acoso escolar afecta tanto en el ámbito físico como el psicológico; sociológicamente, es un fenómeno o hecho social que daña la convivencia escolar y se extiende al ámbito familiar, así como a la comunidad o sociedad; y también afecta en el campo del derecho, ya que es una conducta antisocial.

La prevención es clave

¿Qué hacer ante el  acoso escolar? 

No le pidas a tu hijo o hija  que resuelva solo el problema ni que lo haga con violencia. 

En el hogar, evita los gritos, golpes o insultos. Enseña cómo controlar las emociones e impulsos y establece límites en la conducta de estos. 

Conoce y desarrolla relaciones con los amigos de tus hijos e hijas. 

Enséñales a reconocer sus errores y a pedir disculpas.  Si se comprueba que tu hijo o hija es un acosador, no lo ignores, busca la forma de ayudarlo.

Si se detecta un  caso de bullying, el papá y la mamá del menor de edad  deben trabajar conjuntamente con la escuela para resolver el problema inmediatamente.

Habla con los maestros,  pídeles ayuda y escucha  las críticas. Mantente informado de cómo la escuela está tratando el caso y los resultados que se están obteniendo.

No dejes de demostrarle amor, pero dile que no permitirás esas conductas.

Fuente: Salud180.com

Tags

bullying