Futuro libre de drogas -VÍDEO

Por Jayson Vazquez Torres / jvazquez@primerahora.com 04/30/2013 |
Los jóvenes realizaron proyectos científicos para demostrar el impacto de sustancias controladas en el organismo. angel.rivera@gfrmedia.com  
Un total de 200 estudiantes, entre las edades de nueve y 12 años, de las escuelas elementales Juana Sánchez y Carmen Arzuaga de Rivera de Juncos, participaron del proyecto Scientific Prevention Challenge.

Bailaron, cantaron, actuaron y hasta se rieron de ellos mismos. Sin embargo, lo más importante que hicieron fue aprender sobre los peligros de las sustancias ilegales y de la violencia.

Un total de 200 estudiantes, entre las edades de nueve y 12 años, de las escuelas elementales Juana Sánchez y Carmen Arzuaga de Rivera de Juncos, participaron del proyecto Scientific Prevention Challenge, de la Alianza para un Puerto Rico sin Drogas y auspiciado por la Fundación Amgen con el propósito de educarse sobre prevención y cómo decir “no”.

El jovencito Heric Borrero Rivera, de 10 años, quien ganó un premio como mejor actor ayer, lunes, en la celebración del cierre del proyecto, contó que aprendió sobre el daño que les hacen las sustancias controladas a órganos como el cerebro y los pulmones, y aseguró que nunca las usará.

“Fue muy bueno. Tú aprendes y (el proyecto) te saca de lo malo. (Aprendí que las drogas) son malas para el cuerpo”, dijo el jovencito, que quiere ser veterinario cuando crezca, por lo que es consciente de que tiene que estudiar mucho y alejarse de cualquier distracción, como los narcóticos ilegales.

“Ha sido excelente porque en esta semana el niño ha estado bien comprometido practicando, tratando de que le quedara lo mejor posible. Estamos satisfechos como padres, él ha sido un hijo excelente y nosotros lo hemos apoyado en todo”, dijo, por su parte Heriberto Borrero, el padre del menor, en compañía de la madre, Heyda Rivera.

 
Presentación del proyecto "Scientific Prevention Challenge"

Presentación del proyecto “Scientific Prevention Challenge” en el cual 130 niños de las escuelas elementales Juana Sánchez y Carmen Arzuaga de Rivera se han apoderado de su plantel para mantenerlo libre de drogas.


De igual manera, Madeline Hernández, madre de Kiara Y. Marrero Hernández, de 12 años, confesó lo feliz que estaba de que su hija participara de esta iniciativa.

“Me siento superorgullosa de mi hija y del proyecto como tal porque, aunque es un sacrificio, porque se tienen que quedar horas después de acabadas las clases, pero para eso estamos, para apoyarlos en todo lo que ella necesite”, sentenció la progenitora.

“Me pareció genial, me gustó mucho, ya que yo me voy hacia otra escuela y me gustaría que la otra escuela que yo voy fueran también para poder participar”, reveló la jovencita, que quiere ser abogada.

“Estuve bailando, cogiendo teatro, artes, (aprendí del daño a) los pulmones en la feria científica y buscamos información para poder parar las drogas”, explicó quien disfrutó del baile más que nada.

Miguel Ángel Rosario, también de 12 años, aprendió que se debe alejar de los fármacos ilegales y los legales también, como el alcohol y el cigarrillo.

“Me pareció brutal porque me enseñaron que con las drogas no me puedo meter, hay que trabajar en equipo. Cero alcohol, cero drogas y, pues, ayudar a los demás”, dijo el joven, que quiere ser un científico químico.

“Hicimos actividades, juegos sobre las drogas, de que con las drogas no te puedes meter”, añadió.

“Me siento orgullosa de tener a mi hijo actuando en (el anuncio de la Alianza para un) Puerto Rico sin Drogas y mantenerlo siempre en buen camino”, dijo, por su parte, su madre, Lizbeth Torres.

Algunos de los jóvenes que estuvieron en este programa realizaron un anuncio, que se verá a partir de esta semana por los canales locales, sobre no usar drogas.

Roxanna de Soto, directora ejecutiva de la Alianza para un Puerto Rico sin Drogas, explicó que el proyecto “trata por todos los medios que el ni ño y el joven no se inicien en el mundo de las drogas, ese es nuestro foco y lo hacemos de diferentes maneras”.

“En este proyecto específico, diseñamos cuatro estrategias para llevar el mensaje de una manera divertida, que es la manera en que los niños asimilan más”, explicó.

Se realizaron talleres de formación de carácter, de manejo de conflicto y liderazgo.

Los participantes son estudiantes de cuarto, quinto y sexto grado. En total, se prepararon dos cortes comerciales, uno por cada escuela.

El plantel Juana Sánchez desarrolló la cuña llamada Laboratorio, en la que se muestra a los niños como científicos hablando de las consecuencias del uso del alcohol.

Por sus actuaciones, fueron reconocidos como mejores actores, Eric Goytía Martínez y Tiffany Vargas Pinott.

Los mejores actores de reparto fueron John Javier Castro Arias, Joiarib Martínez y Delaney Rivera.

El anuncio de la escuela Carmen Arzuaga de Rivera lleva como título Foro y presenta a los niños ofreciendo un mensaje que explica por qué no se deben usar drogas. En esta iniciativa resultaron premiados como mejores actores, Leyshka Ortiz y Heric Borrero.

Los mejores actores secundarios fueron Pablo Soto, Kenya Flores y Vianca Rodríguez.

Tags

drogas