Reconocen la gestión comunitaria por la paz de Loíza

Por Agustín Criollo Oquero 10/11/2013 |
Representantes de Taller Salud y su proyecto pionero Acuerdo de Paz reciben la placa conmemorativa de manos del alcalde Eddie Manso Fuentes y la primera dama Lymarie Escobar.  (ana.abruna@gfrmedia.com)  
El alcalde Eddie Manso Fuentes les atribuyó la baja en los asesinatos.

Loíza. Los une un profundo amor por su pueblo pero, más aún, tienen en común el compromiso para mejorar la calidad de vida de su gente.

Es por ello que un grupo de organizaciones sin fines de lucro y entidades comunitarias fueron homenajeadas ayer por el Municipio de Loíza durante una humilde, pero cálida ceremonia en la plaza de recreo.

Grupos como Taller Salud, Yo Soy de la L, la Junta Comunitaria de las Parcelas Suárez, los Loíza Warriors, el Boys & Girls Club y Nuestra Escuela, entre otros, fueron varias de las organizaciones que fueron reconocidas por su labor en pos de mejorar la convivencia entre los loiceños y atajar la ola de asesinatos que castigó por varios años a ese municipio.

El alcalde, Eddie Manso Fuentes, subrayó el éxito de grupos como Nuestra Escuela y Taller Salud, que –aseguró– han logrado reducir dramáticamente los asesinatos en la zona. “Desde el 2000 habíamos tenido una racha de asesinatos, pero con mucha alegría informamos que en el 2012 y 2013 han sido los años de menos asesinatos en los últimos 12 años”, afirmó el ejecutivo municipal.

Según Manso Fuentes, las cifras de asesinatos en el pasado sobrepasan los 30 anuales entre 2007 y 2011, mientras que en el 2012 solo se registraron 14 incidentes de este tipo. Este año se espera que concluya de igual manera. “Esta reducción ha sido gracias al esfuerzo de estas entidades que han trabajado en conjunto con el pueblo para bajar la incidencia de asesinatos. No queremos decir que no seguirán ocurriendo pero sí vemos luz al final del túnel”, añadió.

Por su parte, Sinia Alejandro, coordinadora de Taller Salud y Acuerdo de Paz, expresó que “estamos muy complacidos porque hace un año y 11 meses que comenzamos con este proyecto para trabajar con la no violencia y hemos logrado nuestro cometido”. “Las armas que hemos utilizado han sido hablar, comunicar y escuchar y ya llevamos 60 días de paz y queremos extender mucho más ese tiempo”, añadió.

Asimismo, Maribel Lanzó, coordinadora de Nuestra Escuela, recordó los comienzos del proyecto que tuvo como motor un sonado asesinato a plena luz del día en la plaza de recreo de Loíza en 2005.

“Comenzamos hace ocho años y nueve meses y hemos podido ver el fruto de nuestro esfuerzo por la baja que ha habido en las deserciones escolares en Loíza”, añadió a la vez que aplaudió que el programa que representa formará parte del currículo del Centro Tau que construye la Fundación Ricky Martin en ese pueblo.

Finalmente, la líder comunitaria Modesta Irizarry dijo sentirse muy contenta y halagada con el homenaje del que formó parte.

“No es cuántos se caen sino cuántos se levantan. Esto es prueba de que lo más importante es la prevención y el diálogo porque a través del diálogo se pueden lograr muchas cosas”, reflexionó.

Tags

Loíza