Se roba "el show" el agua de Río Grande

Por Jayson Vazquez Torres / jvazquez@primerahora.com 03/26/2013 |
La próxima vez que viaje a El Yunque o visite alguno de los múltiples restaurantes del pueblo de Río Grande, pida agua de la pluma.
Orgullosos, empleados de la planta de tratamiento Guzmán Arriba, en Río Grande, explicaron por qué resultaron premiados.  jose.reyes@gfrmedia.com  

Glu, glu, glu, ahhh.

¡Qué rica agua! Y si es de Río Grande... pues es la mejor.

La próxima vez que viaje a El Yunque o visite alguno de los múltiples restaurantes del pueblo de Río Grande, pida agua de la pluma. Esa es la mejor de todo Puerto Rico.

Así quedó confirmado, tan reciente como la semana pasada, cuando el preciado líquido de este municipio se llevó el primer lugar en la sexta competencia anual Sabores de Agua (Tap Water Taste Test) de la Puerto Rico Water & Environment Association.

Y es que el fluido, específicamente el que llega a la planta de tratamiento del barrio Guzmán Arriba, la estación que ganó el reconocimiento, proviene de uno de los ríos que nacen en la reconocida reserva forestal.

Esta planta de tratamiento está a una altura aproximada de 1,900 pies sobre el nivel del mar, por lo que la toma de líquido está casi al inicio del río Grande. Esta agua apenas acaba de caer en forma de lluvia, por lo que pasa muy poco tiempo recorriendo el bosque pluvial.

Fue la calidad, el sabor y el olor lo que tomó en consideración un jurado para seleccionar a la ganadora de la competencia.

“La planta de Guzmán Arriba es una planta de un millón de galones de producción. Coge su abasto de El Yunque, y tenemos un grupo de empleados que hacen todo el esfuerzo todo el año para darle un buen servicio a la gente”, sentenció Samuel Carballo, director de producción de la zona.


La planta de tratamiento cuenta con tres operadores, además de los empleados de mantenimiento y los supervisores.

Por su localidad y el espacio que tienen disponible en la falda de El Yunque, utilizan un sedimentador cónico que elimina el fango y las partículas que trae el agua y que entran en la planta.

“El agua la cogemos del río que baja de El Yunque, entra a la planta por bombeo, por una estación de bomba. Luego se le aplican los químicos, pasa por un proceso de tratamiento, que es donde se le remueve el lodo que trae. Luego se le aplica cloro para matar bacterias y pasa por un sistema de filtración de arena”, explicó Misael Aguayo, operador de planta, sobre el tratamiento que recibe el agua antes de enviarse por la tubería para los abonados.

Diariamente, la planta, que está en operaciones desde la década de los 80, produce entre 800,000 y un millón de galones de agua.

Sobre los químicos que menciona Aguayo, el ingeniero Jorge Rosa, gerente de la planta, explicó que son para eliminar partículas en el líquido y que no afectan el sabor del agua como tal.

“La función principal de los químicos es para aplicar una carga a las partículas, que son las que causan la turbidez, y, dado al cambio que causa el químico, las partículas se unen, adquieren peso y se van al fondo”, explicó el ingeniero.

En el sedimentador cónico se puede ver el agua cuando es tratada para eliminar el particulado. Se aprecia a simple vista el agua ya sin fango en la superficie del cono, mientras que una nube de partículas va cayendo al fondo. Ese residuo se expulsa del cono y se coloca en unas pequeñas piscinas, en las que se van secando para luego recoger lo que quede sólido y descartarlo en el vertedero.

La cantidad de sucio en el agua es regulada ya por la planta.

“Tenemos un sistema que nos permite monitorear la turbidez de entrada para poder tratarla”, explicó Zoé Brito, supervisora de operaciones. Cuando llueve y el agua baja más, se le aplica más químico.

“El premio es el resultado de la combinación de todos estos factores que hemos hablado porque, si alguno de estos factores falla, no tiene la calidad que necesitamos. Es el esfuerzo de nuestros operadores, del personal que viene a darle mantenimiento, el esfuerzo de seguimiento de los supervisores y el gerente de la planta verificando que todo esté disponible, y el compromiso de todos en la Autoridad y en el sistema de proveerle un buen servicio a nuestros clientes y la mejor calidad de agua”, resumió Carballo.

El agua de la planta estará representando a Puerto Rico en Estados Unidos.

El chef Edgardo Noel Rivera; la voleibolista Yarleen Santiago; la meteoróloga de Las Noticias Univisión, Ada Monzón; el administrador de la ciudad de San Juan, Andrés García, y el ingeniero Edgardo Martínez, representante de Puerto Rico Water & Environment Association, fueron los jueces de la competencia que se llevó a cabo en Plaza Las Américas y en la que participaron 10 plantas representativas de las regiones de la Isla.

Tags

Río Grande