Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Caliente la zona metro

Por José Karlo Pagán / Para Primera Hora 08/17/2017 |00:00 a.m.
El Horizonte
Según la Superintendente de la Policía, el 90% de los homicidios está relacionado con drogas. (Archivo)  
Las regiones policiacas de San Juan, Bayamón y Caguas tienen las incidencias criminales más altas en la Isla.

Crear un Departamento de Seguridad Pública y nombrar a una exmilitar a la Superintendencia de la Policía parece que no ha sido suficiente para combatir la alta criminalidad que existe en Puerto Rico.


Hasta el pasado 31 de julio habían sido asesinadas 395 personas, nueve más que el año pasado a la misma fecha. El 62% de los homicidios ocurrieron en el área metropolitana, según las estadísticas de la Policía.

El área policiaca de San Juan encabeza la lista. La región registró 88 homicidios hasta la fecha indicada, seis más que el año pasado.

En segundo lugar, se encuentra el área policiaca de Bayamón, que incluye los municipios de: Cataño, Corozal, Dorado, Guaynabo, Naranjito, Toa Alta, Toa Baja, Vega Alta, Vega Baja y Bayamón. Para finales del séptimo mes, la Policía reportó en esta región 65 muertes, cinco más que el año pasado.

Ante esto, el recién alcalde electo de Guaynabo, Ángel Pérez, aseguró que se reunirá próximamente con los directivos de la seguridad estatal y federal para crear “task force” (fuerza operativa) en busca de reducir los crímenes.

Además, Pérez enfatizó que propondrá comenzar a utilizar la tecnología –como la vigilancia electrónica– en las áreas de alta incidencia criminal. La fuerza policiaca del Guaynabo sobrepasa los 300 efectivos, por lo que no descartó colaborar con otras zonas de la región.

Culpa de la crisis económica

La tercera región con mayor criminalidad es la de Caguas que reportó 45 asesinatos hasta finales de julio, seis más que el año pasado.

“Ya se han hecho los planes. Nosotros conocemos dónde están ocurriendo las cosas y quiénes son los responsables”, dijo el alcalde de Caguas, William Miranda Torres, quien entiende que en estos momentos los homicidios por droga son los mínimos.

Asimismo, culpó a la crisis económica y al desempleo como los responsables de la criminalidad en el País. “Hay personas que la situación los tiene que prenden de un ‘maniguetazo’. La situación está tan herida que por cualquier cosa la reacción es muy agresiva. A medida que la crisis vaya creciendo, posiblemente, tengamos retos mayores”, comentó.

A pesar de los escollos económicos en el que se encuentran varios municipios, Miranda Torres vislumbra no tener que recortarle a su Policía Municipal que, alardea, supera a los guardias que tiene el Estado para toda la región.

Actualmente, el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor M. Pesquera, devenga un sueldo de cerca de $250 mil anuales. Por su parte, el salario de la superintendente de la Policía, Michelle Hernández de Fraley, asciende a $106,400.

Se intentó obtener declaraciones de la superintendente sobre las medidas que está tomando la Policía para combatir la criminalidad en el área metropolitana, pero fue infructuoso.

Según el informe del Centro de Investigación de Crimen Organizado Internacional InSigh Crime de 2016, Puerto Rico ocupa la octava posición de los países Latinoamericanos con mayor tasa de homicidios, por encima de México y República Dominicana.

Sin embargo, en términos estadísticos, la mayoría de las regiones –fuera del área metropolitana– han disminuido los asesinatos. Algunas regiones que han registrado bajas mínimas en comparación con el año pasado son Ponce, Mayagüez, Carolina, Aguadilla, Utuado, Fajardo y Aibonito.

Regresa a la portada