Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Mejora la salud de Jednnielys

Por Karol Joselyn Sepúlveda 09/11/2018 |02:04 p.m.
“Han habido avances en su salud, ya abre los ojos y no está sedada. Le quitaron la sedación completa, nuevamente, hace una semana. Es un pequeño logro que significa mucho”, explicó Alexandra Rivas, madre de la niña. (archivo)  
La niña ya abre los ojos y MRI reveló que hay actividad en su organismo

La pequeña Jednnielys Pérez Rivas, quien sufrió un aparatoso accidente en agosto pasado mientras vacacionaba con su familia en Aruba, va evolucionando favorablemente luego de que le quitaran nuevamente los sedantes que la mantenían en un estado de coma inducido.

Aunque su cuadro clínico continúa siendo crítico, esta vez ha mostrado mejoría.

“Han habido avances en su salud, ya abre los ojos y no está sedada. Le quitaron la sedación completa, nuevamente, hace una semana. Es un pequeño logro que significa mucho”, explicó a Primera Hora Alexandra Rivas, madre de la niña de siete años.

Otra buena señal es que la evaluación neurológica con un estudio de imagen por resonancia magnética (MRI, en inglés) confirmó actividad en el organismo de Jednnielys.

“Fue algo muy bueno recibir esa noticia. Con el MRI los médicos querían enfocarse en que no hubiera daño en el cuerpo de ella. Ahora todo está muy bien y seguimos dándole énfasis a la recuperación cervical”, compartió.

A la menor, que permanece recluida en el hospital Pediátrico Universitario Dr. Antonio Ortiz, de Centro Médico de Puerto Rico, en Río Piedras, le habían retirado hace unas semanas los medicamentos que la mantenían sedada, pero no reaccionó de la manera que esperaban los médicos.

A mediados de agosto, Jednnielys gozaba de unas vacaciones familiares y participaba de un recorrido en un vehículo todo-terreno en la isla de Aruba cuando una guagua la impactó. En el accidente, perdió una de sus piernas.

Desde su llegada a Puerto Rico, la ciudadanía ha estado pendiente de su salud, y las ayudas han llegado de todas partes.

“Hace poco se acercaron varias compañías que prefieren no identificarse para aportar pampers (pañales desechables), chubs (toallitas humedecidas) y gasas, que son las cosas que más utilizamos ahora mismo”, indicó Alexandra, quien se turna con su esposo y una hermana para cuidar de Jednnielys.

La familia continúa recibiendo ayuda económica para sufragar los gastos médicos de la pequeña a través de ATH móvil al teléfono (939) 339-2495 o a la cuenta del Banco Popular 059-275-5081.

“Continúen en oración, porque ella está en un proceso delicado y que tomará tiempo”, pidió la madre llena de esperanza por la recuperación de su niña.

Regresa a la portada