Buscan que los Cangrejeros, Indios y Gallitos jueguen en el 2019

Por Noel Piñeiro Planas 12/06/2018 |03:20 p.m.
 
El presidente del BSN confía en poder encontrar nuevos administradores y sedes, de ser necesarios, para las franquicias que les fueron quitadas ayer a sus apoderados.

Si bien solo tiene a siete equipos confirmados para jugar en el 2019, el presidente del Baloncesto Superior Nacional (BSN), Fernando Quiñones, aspira a contar con 10 franquicias cuando se lance bola al aire en la primera semana de marzo del venidero año.

Así lo cree Quiñones, quien no pierde la fe de que podrá encontrarle nuevos administradores –y de ser necesario sedes– para los equipos Indios de Mayagüez, Cangrejeros de Santurce y Gallitos de Isabela, los cuales el BSN le quitó ayer a sus apoderados cuando estos gestionaron recesos por segundos y hasta terceros años seguidos.

“Ante la realidad que los apoderados de estos equipos llegaron sin un plan para el reingreso, ejercimos el reglamento de la liga y el BSN ha tomado control de estos equipos para intentar encontrar administradores que los echen adelante”, dijo Quiñones a Primera Hora.

El directivo destacó que ya desde hoy está trabajando con atender solicitudes de posibles candidatos a apoderados, o intereses de municipios que en el pasado tuvieron equipos y que podrían ser sedes para algunas de estas franquicias.

“Ya estamos trabajando en eso. El interés mínimo es intentar que al menos una de ellas juegue, pero vamos a tratar que jueguen las tres para tener 10 equipos. Nos gustaría poder correr un torneo en el que podamos jugar una postemporada con el formato de series”, dijo Quiñones en el contexto que una liga de siete equipos forzarían un cambio de formato en la postemporada.

“Con Mayagüez tenemos el compromiso y la intención del Municipio de respaldar que el equipo juegue. Ahora nosotros evaluaremos posibles candidatos para correr el equipo”, dijo Quiñones.

“Con Isabela tendríamos que buscar una nueva sede, porque ellos no juegan porque la cancha de Isabela fue destruida por el huracán María. Y en el caso de Santurce nos vamos a reunir con el Municipio para conocer su interés de que juegue, algo que siempre ha existido”.

Quiñones abundó que también ha tocado base con los municipios de Manatí, Guaynabo y Morovis, quienes en años recientes han expresado interés de regresar al BSN.

De otra parte, Quiñones destacó que en el caso de Fajardo, las dudas que existían sobre su posible participación desaparecieron cuando Felo Rivera se comprometió a que el equipo jugará con un nuevo apoderado o con él en las funciones, si no consigue vender el equipo.

“Felo no quiere que el equipo desaparezca. Presentó su informe financiero y el plan para que juegue. Tendrán que saldar unas deudas con el fondo de garantía para poder jugar. Pero mientras el equipo siga contando con el apoyo del Municipio su plan es jugar”, destacó Quiñones. 

A reducir costos

Algo adicional que trascendió de la reunión y del toque de fondo que por poco tenía la liga si caí a una matrícula de solo seis equipos, esto si Fajardo no jugaba, es que los costos operacionales de los equipos tendrán que seguir bajando para poder correr el torneo y recuperar franquicias.

“Equipos como el de San Germán optan por no jugar porque el sistema económicos del País no da para correr equipos con costos operacionales de sobre los $700,000. Por tal razón en las próximas semanas estaremos circulando entre los equipos unas medidas adicionales para recortar costos y se deberán aprobar en la reunión del 18 de diciembre para hacer más manejables las administraciones para este próximo año y subsiguientes temporadas. Si no lo hacemos, el año que viene a lo mejor algunos de esos otros siete equipos podrían optar por no jugar y no regresarían los que no estén activos. Igualmente tendremos que hacer movidas para que los equipos puedan ser no solo costo efectivos, si no competitivos”, dijo Quiñones sin adelantar algunas de esas ideas.

Regresa a la portada