Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Carlos Arroyo cerró acuerdo para traer de vuelta a los Cariduros

Por Raúl Álzaga / [email protected] 01/14/2017 |09:00 a.m.
Carlos Arroyo (foto) y Felo Rivera finiquitaron su acuerdo el viernes en la tarde tras una reunión en el área metropolitana. (Archivo)  
Muda la franquicia de Manatí a su natal Fajardo, donde será codueño y jugador la temporada entrante.

FAJARDO. Desde que Carlos Arroyo era un joven jugador para el Colegio Santiago Apóstol de Fajardo su sueño era no solo ser una gran estrella con los Cariduros en el Baloncesto Superior Nacional, sino también poder trascender a nivel internacional y, quizás, hasta eventualmente ser dueño del equipo de su pueblo natal luego de deshojar el  calendario.

Con mucho esfuerzo, Arroyo no sólo logró debutar en el BSN con los Cariduros en 1996 para luego ganar cinco campeonatos con los Cangrejeros de Santurce entre 1998 al 2003 tras la desaparición de la franquicia fajardeña, sino también llegar a la NBA y luego ganar  títulos en ligas de Europa.

Ahora podrá culminar la última de sus metas en el baloncesto: retirarse jugando en el equipo de su pueblo y ser codueño de dicha franquicia tras finiquitar un periodo de negociaciones con Félix “Felo” Rivera para adquirir una parte de la franquicia de los Atenienses de Manatí y mudarlos a Fajardo a partir de la venidera temporada de BSN del 2017.

“Para mí este es un sueño hecho realidad. Siempre había querido traer un equipo a mi pueblo. Es algo que venía ponderando por los pasados años y ahora se dio la oportunidad”, dijo Arroyo a Primera Hora.

“A los 16 años inicié mi carrera profesional como baloncelista con los Cariduros. A esa edad Fajardo me dio la oportunidad de comenzar en esto y como profesional siempre me vi terminando mi carrera aquí y quizás siendo dueño de este equipo. Esta es mi casa. Yo fui aguador de Georgie Torres y de Edgar León, y a veces participaba de los entrenamientos cuando Julio Toro  fue coach aquí. Me  viví a los Cariduros desde niño”, relató.

Como parte de la transacción, Rivera se mantendrá como apoderado del equipo para hacerse cargo del día a día de la franquicia mientras Arroyo fungirá de coapoderado y jugador. 

Arroyo y Rivera finiquitaron su acuerdo el viernes en la tarde tras una reunión en el área metropolitana. Los detalles económicos de la transacción no fueron ofrecidos por las partes.

Rivera y su nuevo socio compartieron el jueves en la noche durante la toma de posesión del alcalde de Fajardo, Aníbal Meléndez, quien aseguró su respaldo financiero a la franquicia, así como ciertas remodelaciones a la cancha Tomás Dones de Fajardo.

El pueblo del este de Puerto Rico  dejó de tener franquicia en el 1998, aunque regresó brevemente por dos temporadas en el 2007 y 2008, de la mano de Marcelino García. Nueve años después,  Arroyo acordó con Rivera  mudar a los Atenienses de Manatí hacia Fajardo.

“Yo no había hecho expresiones públicas de esto antes porque soy de los que me gusta cuadrar todo antes de hablar y luego poder presentar las cosas bien. Pero ya llevábamos cuatro semanas negociando”, explicó Arroyo.

“De hecho, ya comenzamos a hacer nuestras asignaciones sobre el personal que tendremos en el equipo y nuestro ‘scouting’ para el sorteo, pero de eso hablaremos luego”, añadió.

¿Y el dirigente?, cuestionamos con insistencia.

“Ya estás preguntando mucho”, agregó Arroyo entre risas. 

Regresa a la portada