Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Carolina vs. Arecibo: final candente

06/16/2008 |
Ángel “Buster” Figueroa volverá a ser piedra angular de los Capitanes de Arecibo.  

LLEGÓ el momento más esperado en el Baloncesto Superior Nacional (BSN). Es hora de definir quién es el rey de los tabloncillos. Una temporada histórica -en el marco de los 80 años del baloncesto en Puerto Rico-, tenía que tener una final histórica y así será cuando mañana, martes, Gigantes de Carolina y Capitanes de Arecibo se lancen a la cancha a definir quién es el mejor. Pero si todavía no está claro si vale la pena ver esta serie final, aquí le dejamos varias razones para respaldar la final, sea usted fanático o no del baloncesto.

Un nuevo campeón

1. Carolina sacó un juegazo el viernes para eliminar al campeón defensor, Santurce, y una noche antes, Arecibo eliminó a Caguas, monarca de la temporada 2006. Ahora, la mesa está servida para que se corone un nuevo equipo en el Baloncesto Superior Nacional.

Final inédita

2. Por primera vez en la historia, los Capitanes de Arecibo y los Gigantes de Carolina se encuentran en una serie final del BSN. Durante la temporada, Carolina dominó cómodamente a los Capitanes, incluyendo una barrida de tres juegos en su serie del Súper Seis. ¿Repetirán la historia, o Arecibo elevará aún más su nivel de juego? Lo sabremos muy pronto.

A la tercera...

3. David Rosario lleva dos turnos al bate en series finales y en los dos se ha ponchado en el séptimo y decisivo choque. En el 2004 cayó con sus Maratonistas de Coamo ante los Leones de Ponce y, el año pasado, regresó con los Capitanes de Arecibo, pero los Cangrejeros de Santurce se impusieron en tiempo extra. El 2008 será su tercera oportunidad, otra vez con los Capitanes, ¿sacará la bola del parque?

El milagro de Katz

4. En un principio, Carolina parecía destinado al fracaso. Su propietario, Joel Katz, asumió las riendas del quinteto y, con la ayuda del ex refuerzo Tony Delk como asistente, enderezaron la nave y retomaron su ruta ganadora. Hoy día está a punto de hacer historia como dirigente de su quinteto.

Los fanáticos

5. No sólo en la cancha Arecibo y Carolina lucen bien parejos. También en las gradas. Las fanaticadas de los Gigantes y la de los Capitanes son dos de las más animadas, ruidosas y fieles en el BSN. Los arecibeños, como es su costumbre, viajan la Isla entera para ver los juegos de sus Capitanes, y, en Carolina nació este año una nueva fanaticada que presiona de verdad. Por su respaldo a sus equipos todo el año, bien se merecen la final.

El desquite

6. Los Capitanes sufrieron el año pasado y de qué manera. Tiraron un partidazo ante los Cangrejeros de Santurce en el juego final, fueron a tiempo extra y aun así no pudieron completar la meta de levantar el trofeo. Este año, desde el día uno de la temporada, prometieron que buscarían el desquite y ahora están a cuatro victorias para completarlo.

A buscar el primero

7. No sólo Arecibo tiene motivos de peso para ganar el campeonato. Carolina también tiene su historia. La última vez que los Gigantes pisaron una cancha en una serie final fue en 1997, pero cayeron derrotados ante San Germán. Once años después, regresan al baile de los mejores dos a tratar de cumplir su misión campeonil.

Criollos-Gigantes

8. Angelo Reyes, Chris Burgess y Filiberto Rivera fueron pilares en el campeonato de los Criollos de Caguas en el campeonato del 2006. Ahora vuelven a encontrarse en el camerino de los Gigantes, junto con otros grandes jugadores como Alejandro “Bimbo” Carmona, Ebi Ere, Alvin Cruz y el resto de la tropa carolinense. ¿Conseguirán repetir la dosis?

¿Quién frena a Ere?

9. En la serie del Súper Seis, Arecibo tuvo pesadillas con Ebi Ere. El importado de los Gigantes promedió 24.3 puntos por juego y fue el culpable de que los Capitanes fueran barridos en esa serie particular. Alguien tiene que frenarlo o, de lo contrario, se pintará de rojo el campeonato 2008.

Bustermanía

10. En Arecibo reclaman que le arrebataron el premio de MVP a Ángel “Buster” Figueroa. Pero todo quedará en el olvido si Buster guía a Arecibo al campeonato. ¿Lo logrará?