Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Equipo Nacional en busca de un centro para el Preolímpico de baloncesto

07/14/2011 |
Luis Villafañe y Daniel Santiago podrían ser llamados a cargar con el peso de ocupar la posición de centro de la Selección Nacional en el Preolímpico. (Primera Hora / Archivo)  

La incertidumbre de qué sucederá en el Equipo Nacional ante la posible ausencia del centro Peter John Ramos ha puesto a temblar los cimientos de la Selección de cara al Preolímpico de Las Américas, pues habría que buscar un “plan B” para sustituir de alguna manera su ofensiva y agregar otro cuerpo grande que pueda aportar en los rebotes y en defensa.

Ramos confirmó el martes la información que había adelantado Primera Hora y señaló que una vez concluya su participación con los Piratas de Quebradillas en la postemporada del Baloncesto Superior Nacional, se someterá a una operación para remover una hernia de la ingle.

Ramos indicó que necesitaría unas tres semanas para recuperarse, pero podría tomarle más tiempo, lo que le dejaría muy justo para acudir al torneo que arranca el 30 de agosto en Mar del Plata, Argentina, y en la que Puerto Rico buscará su pase a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

A primera instancia, el veterano Daniel Santiago sería el llamado a ocupar el puesto de titular que Ramos dejaría vacante si no puede jugar.

Pero de todas formas habría que buscar un jugador para dar respaldo en esa posición. El panorama se complica con la posible negativa de jugar del delantero/centro Ángel “Piwi” García, quien ha indicado que desea estar en el alumbramiento de su primer hijo el próximo 5 de septiembre, lo que conflige con la fecha del Preolímpico.

Más aun, el otro prospecto, el colegial Jorge Bryan Díaz, actualmente, sufre de una lesión en un tobillo y está bajo tratamiento, por lo que habría que ver cuál es su disponibilidad.

Ante este escenario, otras opciones para llenar la posible baja de Ramos serían el también colegial Víctor Dávila, así como Luis Villafañe y Manuel Narváez, quienes ya han vestido la franela boricua.

“Sin duda, Peter John Ramos no es sustituible en el Equipo Nacional. Su ofensiva en la pintura es un dolor de cabeza para los equipos contrarios y suplantar eso no será fácil”, indicó el dirigente de los Caciques de Humacao, Tony Ruiz.

“Si Peter no está, vamos a tener que depender más de lo que pueda ayudarnos Danny Santiago y de la ofensiva que generen los gares, y para colmo, tampoco tenemos a Larry Ayuso”, añadió.

Al menos, la noticia de la posible ausencia de Ramos se da con suficiente tiempo para hacer ajustes, entre ellos, ver qué otro hombre grande podría fungir de centro suplente.

Opción A: Balkman

“Tenemos siete semanas para averiguar eso. Me arrriesgaría con Renaldo Balkman de centro suplente en una rotación mediana, pues Balkman me da rebotes, pega y defiende. Además, en este torneo no hay tanta estatura”, dijo Ruiz.

“Pero si tuviera que llevarme otro centro legítimo, pues mi selección estaría entre Narváez y Villafañe. Víctor Dávila y Jorge Bryan tienen potencial, pero esto es un Preolímpico y uno tiene que irse con hombres que ya sepan de este tipo de baloncesto. Narváez ha estado ahí y viene de tener una buena temporada en rebotes, mientras que Villafañe también ya ha estado en equipos de este nivel y es de los jugadores de mejor IQ de baloncesto en el país”, explicó Ruiz.

Opción B: Sánchez

Por otra parte, el técnico Wilo Colón argumentó que, aunque no descartaría a Narváez o a Villafañe como seguro de vida si deciden llevarse a otro hombre grande ante la posible ausencia de Ramos, él utilizaría a Ricky Sánchez como pívot suplente.

“Utilizar a Ricky de centro no es una idea descabellada. Ha mejorado muchísimo en defensa, especialmente en tapones, y eso se vio en el BSN. Dio 59 tapones en serie regular, que fueron más del doble de lo que Peter John Ramos dio (29). Ricky llena huecos y ayuda en defensa”, indicó Colón.

“Y en ofensiva no tendría precio, pues por su capacidad de meter el triple y hacer el pick and pop, obliga al centro contrario a tener que abandonar la pintura y salir a gardearlo. Eso abre la pintura para que los gares penetren al canasto o que él mismo ponga el balón en el piso y ataque, como hizo con mayor frecuencia esta temporada”, aportó.

Colón también basó su opinión, al igual que Ruiz, en que en el torneo no habrá tanta estatura como en un Mundial.

“Argentina no tiene a nadie de más de 6’9”. En República Dominicana el más alto es Al Horford con 6’9”. En Uruguay es Esteban Batista con 6’9”. Hay fuerza, pero no hay tanta estatura”, dijo Colón.

Respecto a candidatos a llenar una posible baja de Ramos, Colón también prefirió escoger entre la dupla de Villafañe y Narváez, tomando en consideración lo que hay disponible.

“Si estuviera buscando fuerza y rebotes, me iría con Narváez. Pero, también me gusta Villafañe porque es un jugador inteligente, hace buenas cortinas y defiende más. Dejaría que entre ellos dos se fajen y se ganen el puesto en las prácticas”, dijo Colón.

El caso a favor de Villafañe

Mientras tanto, el gerente general de los Cangrejeros de Santurce, Gidell Padilla, manifestó que Villafañe sería su escogido por su estilo de juego y capacidad defensiva.

“Luis es un jugador pro equipo que llena muchos huecos en defensa. Sabe hacer el hedge frente al pick and roll del equipo contrario y regresa rápido a la pintura a tapar el aro. De los hombres grandes de Puerto Rico es el que mejor hace eso por su movilidad”, opinó Padilla.

Flor no se desespera

Aunque muchos ya han presionado el botón del pánico, el dirigente de la Selección Nacional, Flor Meléndez, sostuvo que no hará tales evaluaciones de personal hasta que no sepa la prognosis exacta de Ramos.

“La gente de Quebradillas me ha dicho que la situación no es tan alarmante y que hay opciones. Hasta que Peter no me diga que se va a operar y perder el torneo, no voy a pensar en sustitutos”, dijo Meléndez.

“A él (Ramos) le harán sus evaluaciones. Todavía estoy contando con Peter en el Preolímpico”, apuntó Meléndez.