Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Gary Browne busca establecerse en el BSN

Por Raúl Álzaga / [email protected] 04/13/2017 |00:00 a.m.
El armador de los Atléticos está iniciando en el torneo por primera vez y quiere dejar una huella en la liga
Gary Browne ([email protected])  

¿Qué tienen en común nombres como Tyshawn Taylor, Terrell Holloway, Steve Burtt y Cedric Jackson?

Todos han sido refuerzos en la posición de armador con los Atléticos de San Germán desde el 2014, luego del experimento fallido con varios armadores de segunda generación en el 2013 como Joey Rodríguez, Gio Fontán y Donald Copeland, y de haber tirado la toalla posteriormente con nativos como Ryann Abraham y Raymond Cintrón, hijo.

Pero tras años sin poder conseguir un armador local que pudiera fungir con capacidad en esa posición, los Atléticos finalmente parecen haber visto la luz al final del túnel al adquirir los derechos al sanjuanero Gary Browne la temporada pasada y tener la paciencia para esperar por él en este año.

Y a juzgar por su desempeño inicial, tal parece que el nuevo dirigente y gerente general Wilhelmus Caanen encontró un diamante en bruto pues ya Browne le está pagando dividendos inmediatos mientras lidera la liga en asistencias con 7.7 por juego, así como suma 6.7 puntos, 5.0 rebotes y 1.3 cortes de balón con San Germán.

“Para mí esto es una gran responsabilidad y agradezco al equipo que haya depositado esa confianza en mí”, dijo Browne a Primera Hora. “He trabajado bien duro durante la pretemporada para tener un buen desempeño y estoy listo para establecer mi nombre en esta liga. Pero prefiero no hablar mucho de mí y sí dejar que el juego hable por mí. Solo puedo asegurar que voy a salir a cancha y jugar 100 por ciento todas las noches”.

Browne fue producto del club Bucaplaa y se graduó de West Virginia en la NCAA, llegando luego a debutar con los desaparecidos Maratonistas de Coamo en el 2015 pero no jugó en Puerto Rico en el 2016.

Ahora con los Atléticos es parte del núcleo de jugadores jóvenes a los cuales Caanen, incluyendo a los pívots Ismael Romero y Carlos ‘Yao’ López, el escolta Isaac Sosa, los bases suplentes Rasham Suárez y William Cruz y los aleros Benito Santiago y Onzie Branch.

“Hay talento y un buen grupo para seguir creciendo. Pero lo más importante es aprender a jugar juntos y jugar inteligente. Esa es la meta. Si lo hacemos, quizás podamos sorprender a muchos y colarnos en playoffs”.

Regresa a la portada