Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Regresa la brujería a Guayama

02/23/2012 |
El alero Alex Galindo, quien debutó con el Equipo Nacional de Puerto Rico el pasado verano en el torneo Preolímpico, estará desde el principio de la temporada con los Brujos, escuadra en la que se puede convertir en su mejor anotador. (El Nuevo Día / Lino M. Prieto)  
Los Brujos de Guayama vuelven al BSN y han construido un equipo contendor con miras a clasificar a la postemporada.

Desde el 2008, la cancha Roque Nido no ha vibrado de emoción con sus Brujos.

Una de las fanaticadas más acérrimas del baloncesto en Puerto Rico quedó desprovista de equipo tras su mudanza por un año a Caguas en el 2009 y su posterior peregrinaje hacia Isabela como “los nuevos Gallitos” en el 2010 y el 2011.

El experimento en Isabela fue un éxito en términos de taquilla, pues allí la fanaticada también respondió, pero los auspicios fueron escasos y, sin equipo con suficiente personal para llegar lejos en playoffs y poder cuadrar caja, la carga económica fue demasiado grande para quedarse en el noroeste de la Isla.

Así las cosas y con la Roque Nido remodelada, un grupo de empresarios de Guayama se dio a la tarea de recuperar a los Brujos y traerlos de vuelta a su casa original.

Pero reconociendo lo exigente que es la afición bruja, la gerencia no quiso conformarse con meramente tener un equipo y realizaron varias movidas para mejorar la plantilla y no repetir la marca de 10-20 que tuvo Isabela la pasada temporada.

Entre sus firmas más notorias están las de los ex enebeístas Al Thornton y Taj Gray como refuerzos, y la del centro de la Selección dominicana Elys Manuel Guzmán como su importado latino.

Además, juntaron nuevamente la pareja de gares que llevó a los Brujos a playoffs en varias ocasiones la década pasada, Wilfredo Pagán y Eric Rodríguez.

Esto sin incluir que tendrán a Alex Galindo desde el saque y tendrán tres novatos que aportarán de inmediato en Tomás Vázquez-Simmons, Andrés Torres y Jesús Rivera.

Fortalezas

La línea frontal, al menos en papel, debe ser de las mejores en la liga.

Todo comienza con los refuerzos, particularmente Al Thornton, quien debe ser un importado de alto impacto en la liga tras jugar en la NBA con los Warriors de Golden State y los Wizards de Washington la pasada campaña.

Thornton podría ser el tipo de importado que promedia sobre 20 puntos y 10 rebotes por juego en el BSN si recibe suficientes toques en la pintura. Gray, a su vez, será el ente defensivo y rebotero que proteja la pintura, algo similar a Jeff Aubry.

Y entonces queda Galindo, que tendrá luz verde para lanzar y establecerse como la estrella del BSN que muchos esperan.

Tiene la confianza del staff de dirigentes y la mayoría de las cortinas quedarán designadas para él.

Del banco, Guzmán será la primera sustitución, ya que puede hacer de todo un poco y conoce el sistema del dirigente José “Pepo” Martínez tras jugar para él con los Toros de Nuevo Laredo en la liga de México.

Debilidades

La línea frontal puede ser muy buena, pero si no hay quien les haga llegar el balón, los Brujos están fritos. Pagán ha estado confrontando problemas de lesiones y Christopher “Fifo” Vega no puede cargar esa responsabilidad solo. Vega trae mucha energía, pero en la ejecución a media cancha es propenso a turnovers.

Otro posible problema es Rodríguez, que es hermano del apoderado y estará en el cuadro regular, aunque ya ha visto pasar sus mejores días.

Todavía puede lanzar a distancia y en cancha pequeña su puntería debe verse mejor, pero su falta de manejo de balón no ayuda.

También hay que ver si su defensa sigue siendo elite o debe darle paso a Jesús Verdejo y optar por venir del banco.

Si Torres llega temprano de NCAA, puede ayudar en el manejo y repartición de balón. Habrá que ver.

Predicción

Tendrán marca de 13-17.