Big leaguers entrenan aquí para el 2019

Por Fernando Ribas Reyes 12/04/2018 |11:45 p.m.
Javy Báez, José Orlando Berríos, Dereck Rodríguez y otros peloteros profesionales ya entrenan para la próxima temporada.
Javier Báez está trabajando, entre otras cosas, con la fuerza de su potencia. ([email protected])  

Toa Baja. La pretemporada de varios boricuas de las Grandes Ligas se confunde con la preparación de otros profesionales puertorriqueños en el pasillo y pista del estadio de atletismo Marie Lande Mathieu Michel de este municipio.

Allí está el valioso jugador del cuadro de los Cachorros de Chicago, Javier Báez, trabajando con una variedad de ejercicios como los que le dieron este año la capacidad para poner los números que le valieron finalizar segundo en la votación para el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el 2019. 

“Él está en otra fase en comparación con los otros jugadores, porque tomó unas vacaciones. Él está en un mes de potencia, uno de fuerza y de nuevo otro mes de potencia”, detalló su preparador físico, Josué Lionel, sobre el versátil jugador de los Cubs de Chicago.

El lanzador de los Mellizos de Minnesota, José Orlando Berríos, cuya esposa es hermana de la de Báez,  también trabaja con Lionel. Él está fijo trabajando con el físico y con su mecánica en busca de una tercera temporada corrida de cifras de dos dígitos en victorias para los Mellizos.

Y recién llegó también a entrenar con el grupo el lanzador Dereck Rodríguez, quien vivió un gran 2018 de debut en las Grandes Ligas con los Gigantes de San Francisco, y conoce por experiencia propia en lo que necesita trabajar para aguantar un temporada de 30 salidas.

“Quiero seguir trabajando como estoy aquí para tener un mejor 2019. Siempre hay espacio para fortalecer”, dijo Rodríguez.

Junto a  ese trío de ligamayoristas, al que  usualmente se une Kike Hernández, quien este año está algo esporádico porque  también  prepara su boda, trabajan otros jugadores más jóvenes, algunos que incluso están activos en la temporada de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente.

Allí entrena, por ejemplo, el segunda base de los Indios de Mayagüez, Jesmuel Valentín, quien busca un regreso a las Mayores, luego de pasar gran parte del 2018 con los Filis de Filadelfia, que le dejaron libre eventualmente.

Otro habitual asistente a los trabajos y activo en la liga invernal lo es el lanzador de los Cangrejeros, Fernando Cruz, quien  busca una nueva oportunidad en Estados Unidos.

“Estoy trabajando duro. Tengo 28 años. Puedo dar ese brinco. Mi brazo está saludable gracias a Dios”, dijo Cruz, quien fue un sexta ronda de Kansas City en el 2007.

 

big leaguers entrenan aquí para el 2019
1/6
cor

José Orlando Berríos está trabajando para construir su capacidad física y pulir su mecánica. ([email protected])

Javier Báez está trabajando, entre otras cosas, con la fuerza de su potencia. ([email protected])

Javier Báez está trabajando, entre otras cosas, con la fuerza de su potencia. ([email protected])

Javier Báez está trabajando, entre otras cosas, con la fuerza de su potencia. ([email protected])

Dereck Rodríguez -al centro- busca mayor estámina y flexibilidad para la próxima temporada de las Grandes Ligas. ([email protected])

Los big leaguers Javy Báez, José Orlando Berríos, Dereck Rodríguez y otros peloteros profesionales ya entrenan para el 2019. ([email protected])

Y les acompañan los también profesionales  Wilfredo Rodríguez, quien está activo en la pelota invernal con los Gigantes de Carolina; el jardinero Ismael Salgado, el dominicano residente en Puerto Rico, Edgar Corcino; el lanzador Raymond Burgos; los receptores Eric Rodríguez y Allan Marrero; y los lanzadores Antonio Seise y Carlos Sierra.

Todos están trabajando bajo la supervisión del preparador Lionel, dueño de la compañía Built+Safe Sports Traniers.

“Vienen semanalmente para hacer los calentamientos”, expresó Lionel.

Se da un buena dinámica entre los grandesligas y los demás profesionales en el pasillo y la pista del centro deportivo Mathieu Michel. 

Entre calentamientos, hay conversaciones, naturalmente, de su trabajo: el béisbol, así como diálogos  de sus vidas personales.

Hay ratitos de consejería para los más jóvenes de parte de los grandesligas, como en una una ocasión en que Báez le hizo saber a uno de los jóvenes cuando ciertos ejercicios de calentamiento él no los podía completar. 

“Eso me pasaba a mí cuando empecé”, dijo Báez.

Hay trabajo diferenciado, como lo hizo Berríos, quien luego de los calentamientos fue al campo del estadio para trabajar en la mecánica de lanzar con el exlanzador estadounidense y ahora agente, Lenny Strelitz, quien trabaja para la agencia Wasserman, que maneja tanto la carrera de Berríos como la de Báez.

Berríos soltó el brazo con Strelitz por tercera vez en la pretemporada. Tomó vídeos de la mecánica para luego estudiarla con el adiestrador.

“Comencé el sábado. El brazo está trabajando muy bien. La bola me está corriendo muy bien”, dijo Berríos.

El  bayamonés,  quien  fue escogido al Juego de Estrellas del 2018, completó en la pasada temporada 191.1 entradas lanzadas, éstas el máximo de su carrera. También fueron  una marca personal sus 32 aperturas en la campaña.

Rodríguez, el hijo del miembro del Salón de la Fama, Iván Rodríguez, y quien obtuvo votos en la consideración para Novato del Año de la Liga Nacional,  no soltó el brazo en el calentamiento de ayer. 

Su trabajo fue puramente físico. Hizo 19 salidas en el 2018 tras su ascenso a las Grandes Ligas en mayo con los Gigantes de San Francisco.

Rodríguez admitió que su cuerpo fue cediendo fuerza con la temporada y por eso es que está reforzando su preparación este año.

“Eso no es excusa. Uno se prepara para eso. Por eso estoy aquí a las 7:00 de la mañana, para mejorar”, afirmó.

Regresa a la portada

Tags

Javier Báez