Dennis Martínez en contra de que Puerto Rico juegue en amistoso de béisbol en Nicaragua

Por Joel Ortiz Rivera 02/11/2019 |03:17 p.m.
Hace una semana, el presidente de la Federación de Béisbol de Puerto Rico, José D. Quiles, afirmó que Puerto Rico asistiría a la cita centroamericana aunque en solidaridad con el pueblo. (Suministrada / Oscar Navarrete / La Prensa)  
Asegura que acudir a la serie la Selección Boricua tiene mucho que perder y poco que ganar.

Hay un tiempo para todo, y el que hoy se vive en Nicaragua no es para jugar béisbol, a juicio de uno de los deportistas más famosos e importantes salidos de esa nación centroamericana: Dennis Martínez.

El recordado lanzador apodado ‘El Presidente’, quien lanzó 23 temporadas en las Grandes Ligas y jugó en la pelota invernal boricua, opinó que no le parece apropiado, u oportuno, que la Selección Nacional de Puerto Rico asista a una serie de fogueo que la Federación Nicaraguense de Béisbol espera celebrar el fin de semana del 15, 16 y 17 de marzo en el estadio que, precisamente, lleva el nombre del retirado lanzador.

“Relacionémoslo a la Serie del Caribe, que no se jugó en Venezuela. ¿Por qué no se jugó? Por la situación que vive Venezuela, que es más o menos comparable con la de Nicaragua. Claro, ahorita la magnitud es mayor en Venezuela”, dijo Martínez a Primera Hora vía telefónica desde el estado de Florida, donde reside.

“Entonces, si en Venezuela no se realizó la Serie del Caribe por esa situación, pues tampoco son momentos dados para que países que están sufriendo una crisis se hagan eventos de esa magnitud, porque el pueblo está sufrido, está dolido. Y aunque quieran presentar que está todo normal, yo pienso que no”, agregó.

“No es momento de estar haciendo torneos internacionales porque la gente no va a ir. La gente está dolida y está viviendo unos momentos que no son para estar viendo este tipo de eventos. Iba a darse un evento de Carlos Vives y se paró. Y eso es siendo solidario con el pueblo, que está sufriendo”, dijo en relación al cantante colombiano.

Hace una semana, el presidente de la Federación de Béisbol de Puerto Rico, José D. Quiles, afirmó que Puerto Rico asistiría a la cita centroamericana aunque en solidaridad con el pueblo. Sostuvo que desde su óptica, el deporte y la política no mezclan, y que honrando el espíritu y los lazos de hermandad entre ambos países que forjó el fenecido Roberto Clemente, asistirían a la cita de fogueo, para la cual la federación nicaragüense correrá con todos los gastos.

Nicaragua, país al cual Clemente se desvivió por ayudar tras un terremoto, está inmerso en una crisis sociopolítica desde abril pasado en la que el gobierno del presidente Daniel Ortega, del Frente Sandinista de Liberación Nacional, ha sido responsabilizado por diversas organizaciones internacionales de derechos humanos de sobre 500 muertes, más de  700 detenciones (muchas de ellas ilegales), cientos de desaparecidos y miles de heridos.

Martínez, quien en su longeva carrera lanzó para los Orioles de Baltimore, los Expos de Montreal, los Indios de Cleveland, los Marineros de Seattle y los Bravos de Atlanta, dijo que en el año 1982, cuando militaba con Baltimore tuvo que tomar una decisión parecida a la que se plantea en este momento.

Relató que en aquel momento, el embajador de Nicaragua en Washington, Rafael Solís, le llegó a solicitar a los Orioles que fueran a jugar dos juegos de exhibición durante entrenamientos. Dijo que le consultaron y que él dijo que no tenía problemas en ir.

Contó que eso fue poco después de que los sandinistas tomaran control del gobierno de ese país centroamericano tras sacar al gobierno de Anastasio Somoza. Destacó que en aquel momento el pueblo buscaba levantarse, buscaba un resurgir.

“Hoy es un caso diferente. No creo que tenga nada que ver con ser solidario, porque ser solidario es lo que hizo Roberto Clemente, que dio su vida por Nicaragua después de un terremoto”, sentenció el derecho de 64 años.

“Este evento es un amistoso que no tiene ninguna repercusión ni ninguna magnitud que obligue a que se tenga que hacer. No tiene que ver nada con ser solidario con el pueblo y hasta creo que va a ser al revés, que el pueblo va a resentir eso y puede que cambien la manera de pensar al ver que personas estén tratando de mezclar lo de Roberto Clemente con esto, porque Clemente es un símbolo aparte”, continuó.

“Yo respeto mucho a Puerto Rico porque me acogió y me sentí muy agradecido y muy bien acogido. Quiero demasiado a Puerto Rico. Lo quiero como mi segunda patria por como me trataron cuando yo estaba empezando mi carrera”, prosiguió quien fuera lanzador de los Criollos de Caguas entre las décadas del 1970 y 1980 y quien volvió a jugar en la Isla en la década del 1990 con los Indios de Mayagüez.

“Y pienso que la decisión de que no vayan la tienen que hacer otros, pero creo que no es el momento preciso y que son solo unos juegos de fogueo que no tienen ninguna importancia si van o no van. Creo que tienen más que ganar al no ir, que perder si van”, sostuvo.

Antes de finalizar, Martínez dijo que también condenó y condena que el estadio nacional, que lleva su nombre “con mucho orgullo y agradecimiento”, sea utilizado como alegada base de grupos paramilitares, alegadamente por órdenes del gobierno de Daniel Ortega. Dijo que vio videos de lo que allí sucedía y de los incidentes en las calles, y lo rechazó. “El estadio es para jugar béisbol, que es el deporte número uno de nuestro país”.

Regresa a la portada

Tags

béisbolNicaragua