Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Iván sólo dice ‘hasta luego’

12/24/2008 |

Caguas.- La llegada de Iván Rodríguez a los Criollos de Caguas representó un momentáneo resurgir de la novena que le ha servido para mantener vivas sus aspiraciones a la postemporada.

Ayer fue su último partido, pero no necesariamente su adiós.

El estelar receptor de los Criollos dejó la puerta abierta para un posible regreso a la alineación de Caguas si la novena logra  la clasificación.

“Me voy de vacaciones por ocho días, pero mis planes son que si el equipo está bien y avanzan  los playoffs me gustaría venir a participar para ayudar al equipo a ganar”, dijo Rodríguez ayer previo al partido contra los Gigantes de Carolina.

"Los fanaticos han respondido bien, las asistencias han ido en aumento y lo principal es que la gente salga para apoyar el béisbol", agregó.

Desde su integración a la novena el pasado 16 de diciembre hasta ayer, Caguas  había  ganado cuatro de los cinco partidos en lo que Rodríguez ha estado activo y Rodríguez bateaba para .435 con un cuadrangular y tres remolcadas hasta el partido de anoche.

De igual modo varios equipos de las Mayores han mostrado interés en los servicios de Rodríguez -quien es agente libre- entre ellos, los Marlins de Florida y los Medias Rojas de Boston. Sin embargo, aseguró que todavía no tiene un panorama claro sobre su futuro.

“Jugar aquí me ha ayudado bastante para mi swing. Me gusta mucho este juego, lo adoro y por eso digo que me queda mucho béisbol. Físicamente me siento tremendamente bien y mientras siga bien, voy a seguir en este juego”, indicó Rodríguez, quien anoche compartió con el ex toletero de los Yanquis de Nueva York Bernie Williams en el estadio Yldefonso Sola Morales de Caguas y aprovecharon la ocasión para firmar autógrafos a un nutrido grupo de fanáticos que formaron una interminable fila.

“A Bernie lo aprecio mucho, le tengo mucho respeto y es algo bonito lo que ha hecho a venir a Puerto Rico después de dos años sin estar activo en el béisbol”, indicó el receptor vegabajeño.