Tito Acosta quiere la revancha contra Soto

Por Carlos González / Enviado especial 06/23/2019 |11:45 p.m.
El peleador boricua no estuvo de acuerdo con la decisión del referí que le llevó a perder su campeonato de las 108 libras de la OMB.
El mexicano Elwin Soto estalla de alegría luego que el árbitro Thomas Taylor detuvo el combate cuando un golpe suyo dejó al boricua Tito Acosta conmocionado sobre las cuerdas. Hasta ese momento Acosta tenía ganada la pelea en las tarjetas de los jueces. (Enviada especial / [email protected])  

INDIO, CALIFORNIA. Nada le gustaría más a Ángel ‘Tito’ Acosta que una oportunidad para recuperar el sitial que perdió el viernes. Afortunadamente, el mexicano Elwin ‘La Pulga’ Soto está dispuesto a dársela. 

Durante la cartelera que se llevó a cabo la noche del viernes en el Fantasy Springs Resort and Casino, Soto terminó con el reinado de Acosta gracias a una controversial decisión del referí que detuvo el combate en el duodécimo asalto para que Soto Se agenciara la faja de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), versión de las 108 libras. Acosta estaba al frente en las tarjetas de los jueces con anotaciones 105-103, 106-102 y 107-101 cuando concluyó el combate por la decisión del oficial. 

Acosta (20-2, 20 KO) confía en que irá directamente a una segunda pelea contra Soto (15-1, 11 KO), posiblemente, como parte del programa preliminar de la próxima cartelera del mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez este año.

“Quiero la revancha o pelear por otro título mundial”, sostuvo Acosta. “Todavía no he decidido subir a las 112 libras porque puedo seguir en las 108”.

El combate fue complicado para Acosta desde el asalto inicial. Soto demostró que no sentía respeto por la pegada del puertorriqueño. De hecho, llevó al boricua a la lona en el tercero con una derecha al mentón.

Acosta necesitó de varios minutos para sacudir el golpe y recuperar las piernas. El puertorriqueño concentró su ofensiva en los planos bajos de Soto, lo que le puso algo de frenos a su ataque. Sin embargo, no tuvieron el efecto necesario para derribar al mexicano. 

Durante los episodios intermedios, Acosta fue el agresor, pero Soto resistió la ofensiva con una hermética defensa y demostrando tener una quijada de granito.

A partir del noveno, Soto se montó en una bicicleta retrocediendo y dando círculos en el ring para evitar a Acosta. Un gancho de izquierda de Acosta frenó a Soto. Aunque era claro que Acosta era quien conectaba con mayor potencia y frecuencia, sentía que necesitaba de una propinar una caída para asegurar la balanza a su favor.

Los púgiles salieron para los últimos tres minutos y, casi enseguida, Soto dio otro golpe de gracia que lastimó malamente a Acosta. Luego de dos golpes adicionales, el referí intervino para detener la acción para el disgusto del boricua y el público presente.

“Estoy decepcionado porque el árbitro la detuvo. Me dio un buen golpe, pero estaba bien. No era para pararla. No sé por qué la paró”, reaccionó Acosta luego del combate. “Era el último asalto y no faltaba mucho tiempo. Me gustaría pelear contra el mismo oponente”, agregó.

Mientras, Soto dijo estar disponible para darle la revancha a Acosta.

“Estaré listo para quien sea y donde sea. No tengo problemas con darle una revancha a Acosta”, afirmó Soto. 

Regresa a la portada