Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

"Wicho" Figueroa llega a los 700 hits en el béisbol invernal

Por Joel Ortiz Rivera 12/23/2015 |10:06 p.m.
Wicho Figueroa consiguió en menos de una semana los siete hits que le faltaban para la marca de los 700. ([email protected])  
El veterano jugador anunció su retiro el año pasado y comenzó la actual temporada como coach de los Indios de Mayagüez, pero regresó a juego para buscar la mítica cifra.

Los Indios de Mayagüez y los Cangrejeros de Santurce salieron anoche por la puerta ancha en una jornada especial de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (LBPRC), pues el veterano antesalista de la tribu Luis “Wicho” Figueroa entró al exclusivo club de los 700 imparables en la liga invernal.

Mayagüez, que aseguró la primera posición global entrando a las últimas semanas de la serie regular, doblegó a los Gigantes de Carolina con pizarrón de 6-3, mientras que los monarcas Cangrejeros derrotaron a los Criollos de Caguas vía blanqueada de 3-0.

Figueroa entró al partido contra los Gigantes de Carolina a dos imparables de alcanzar la histórica gesta, y el hit número 699 llegó en la parte alta de la tercera entrada, cuando abrió la tanda con sencillo al jardín central. El histórico batazo que lo catapultó a los libros de historia de la LBPRC finalmente llegó en la parte alta del séptimo acto, cuando el veterano pelotero disparó otro hit, esta vez una roleta que se escapó al bosque derecho y que impulsó a Isaac Ballou.

El fogoso pelotero anunció su retiro oficial de la LBPRC el año pasado, cuando los Indios perdieron en la serie final a manos de los Cangrejeros de Santurce. Sin embargo, la novena lo activo el pasado viernes para darle la oportunidad de batear los hits que necesitaba para alcanzar la cifra. Figueroa, que logró la gesta en apenas seis días, bateó de 4-2, con una carrera impulsada.

El relevista importado Tyler Herron cargó con la victoria por los Indios y ahora cuenta con foja de 5-1, mientras que Adam Kolarek (1-3) obtuvo el revés en relevo por el veterano Dickey González.

Por su parte, los Cangrejeros aprovecharon al máximo la dominante actuación del abridor Giancarlo Alvarado para imponerse a los Gigantes, 3-0.

Alvarado lanzó cinco entradas completas en las que apenas permitió tres imparables, otorgó dos bases por bolas y ponchó a uno. Los relevistas Joseph Colón, Fernando Cruz y Andrés Santiago mantuvieron la magnífica labor realizada por Alvarado (Carolina bateó dos hits el resto del trayecto, ambos ante Colón) y preservaron la blanqueada.

Neftalí Soto inauguró al abridor criollo Efraín Nieves al disparar un cuadrangular solitario, su segundo del año para abrir la parte alta de la segunda entrada. Aunque los Gigantes trabajaron un tercer episodio sin permitir anotaciones, la segunda carrera de los crustáceos llegó en el cuarto acto.

El juvenil pelotero de los Cachorros de Chicago, Javier Báez, comenzó la entrada con un largo doble al jardín izquierdo y luego adelanto a la tercera almohadilla mediante roleta de out de Soto. Entonces le siguió René Rivera con sencillo al predio izquierdo que remolcó a Báez y puso a Carolina en control del partido, 2-0. La tercera vuelta llegó en la quinta entrada producto de batazo impulsor de Reymond Fuentes.

Nieves obtuvo el revés en labor de cuatro y dos tercios de entradas. Santiago registró su primer juego salvado de la temporada con los Cangrejeros.

Regresa a la portada