Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Cotto está querido

11/13/2008 |
Miguel Cotto es el primero en fila cuando Paul Williams deje vacante su título. (Primera Hora / Archivo / Juan Luis Martínez)  

El estadounidense Paul Williams dejará vacante el cetro wélter (147 libras) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), lo que abre una puerta para que el puertorriqueño Miguel Cotto aspire a convertirse en campeón nuevamente.

Williams estaba esperanzado en que la OMB le concediera continuar como monarca del organismo para cuando se enfrente a Verno Phillips por el cetro de las 154 libras. Sin embargo, Dan Goossen, promotor de Williams, detalló que las reglas de la OMB prohiben que un boxeador sea campeón en dos divisiones a la misma vez.

“Nada le hubiese gustado más a Paul que poder subir al ring como campeón para la pelea contra Phillips el 29 de noviembre, pero Francisco Valcárcel (presidente de la OMB) me indicó que no estaría permitido según las reglas”, dijo Goossen en entrevista telefónica ayer con PRIMERA HORA.

Una vez Williams le comunique formalmente que deja el cetro vacante, la OMB optaría por colocar a los dos púgiles que ocupan los escalafones más altos a disputarse la corona. En estos momentos, Cotto es el primer clasificado y Michael Jennings el segundo.

Se anticipa que Cotto y Jennings se enfrentarían tentativamente en febrero de 2009.

“Nadie merece lucir la faja wélter de la OMB sin haber peleado con Williams”, aseguró Goossen.

Cotto ha permanecido alejado del ojo público desde que cayó vencido por nocaut técnico ante Antonio Margarito el pasado 26 de julio en Las Vegas, Nevada.

Galarza marcha invicto

El prospecto Kenny Galarza mejoró su marca a 8-0 con ocho nocauts luego de vencer cómodamente al canadiense Sebastian Hamel la noche del martes.

El boricua estuvo dominando la acción desde el primer asalto. Pero ya en el segundo episodio envió a Hamel a la lona cuando a penas restaba un segundo para que sonaran la campana.

La esquina de Hamel optó por tirar la toalla.

El triunfo de Galarza ocurrió en el Seminole Hard Rock Hotel y Casino, Hollywood, Florida, donde el joven de 23 años ha ganado siete de sus ocho combates en el boxeo rentado.