Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

El pueblo no olvida a Prichard Colón

Por Carlos González / [email protected] 09/20/2016 |09:00 a.m.
En la foto, se aprecia el cuarto donde está ubicado el boxeador Prichard Colón. Para proteger su privacidad, su familia solicitó que Colón no fuera retratado. (Para Primera Hora / Jaime Rivera)  
La familia del boxeador le festejó ayer su cumpleaños con una visita de Andrés Jiménez

Prichard Colón recibió ayer  un  singular regalo para  su  cumpleaños. 

El cantautor Andrés “El Jíbaro” Jiménez lo visitó  para  un recital    acompañado por un pequeño grupo de músicos puertorriqueños, incluyendo al cuatrista Quique Domenech, para una fiesta jíbara en el hogar de la familia  Colón  en Orlando, Florida.

También asistió Luvi Calleja, quien labora directamente con la Fundación Puerto Rico Unido por Prichard Colón.  

El joven, que cumplió 24 años, se mantiene en estado de coma desde octubre de 2015. 

Aunque sus padres al principio estuvieron un poco  reacios  a recibir la visita musical debido a las circunstancias que han vivido  por  los pasados 11 meses, abrieron las puertas para recibir a los reconocidos artistas.

Nieves Colón, madre de Prichard, conversó por vía telefónica con Primera Hora sobre los progresos de su hijo y, además, su sentir hacia Terrel Williams, quien conectó varios golpes en la nuca que posiblemente provocaron un  sangrado cerebral.       

“Fue una gran sorpresa.  Cuando nos  hicieron  el acercamiento de que querían venir lo pensamos, pero Andrés es una  figura importante y respetable. Aunque Prichard nació acá en  Florida, es un jibarito y siempre le ha gustado decir que es puertorriqueño de pura cepa”, compartió con voz entrecortada. 

¿Cuál fue la reacción de Prichard?   

“Cuando  escuchó a Andrés, levantó las cejas como preguntando  ‘¿en serio?’.  No es un ambiente de celebración y no me gustaba la idea, aunque hay que celebrar que está vivo, no es mi naturaleza. Estoy agradecida porque trajeron la fiesta a mi casa y fue  un placer sentir  alegría en  mi hogar”.


Jiménez llegó con flores para Nieves, globos y bizcocho para Prichard. No pudo faltar la longaniza de Orocovis.

“Vinimos a la casa de Prichard a celebrar su  cumpleaños con música puertorriqueña. Es importante que la familia sigue recibiendo los mejores deseos del pueblo en un momento difícil. Hay que ayudarlos y mantenernos  en contacto con ellos y compartir sus penas, que es la mejor manera de aliviarlas”, sostuvo Jiménez, quien le obsequió varios de sus discos compactos.

“Conozco del dolor que está pasando la familia, y el amor de una madre es maravilloso. Quisimos traerle un poco de música típica con varios músicos puertorriqueños”, agregó.

 
Andrés Jiménez le canta a Prichard


Proceso agotador

Después de recibir tratamiento médico  en Virginia y Atlanta, Georgia, Prichard fue dado de alta bajo  el cuidado de sus padres. Enseguida lo trasladaron a Orlando. 

¿Cómo ha sido el progreso?

“Prichard tiene una condición y sigue en coma. Está entre el nivel dos  y el tres.  En esa etapa, cuando está alerta, te puede seguir con la vista. Ya en cinco es cuando las personas prácticamente  salen del coma.  Al cabo del primer año teníamos la esperanza de que  íbamos a ver unos cambios más significativos y han habido. Lo veo bello y  mejorado aunque como lo veo a diario es difícil ver los cambios. A veces quiere sonreír”.

¿Dónde encuentra las fuerzas para continuar luchando por Prichard? 

“Mi motivación es mi hijo. Ver que respira, que tiene un buen color rosado y se ve lindo. Puedo decir que puedo continuar. Por mi mente pasan tantas cosas, pero cuando lo voy a  tocar me digo que no me quito. No tengo una mayor motivación que esa.  Él (Prichard) lo siente y me pongo medio llorona aunque no lo hago frente a él. Lo veo que reacciona cuando lo molesto y hace un gesto de que lo deje tranquilo”.

¿Siente que Prichard ha recibido el apoyo que necesita?

“Ha pasado un año y estos gestos dan a  entender  de que Prichard  está en el corazón del pueblo. No lo han olvidado desde que inició esta pesadilla el 17 de octubre”.

¿Van a visitarlo?

“Soy flexible, no me molestan las visitas. La gente quiere a Prichard y siempre que sea en orden para cuidar la privacidad de mi hijo. Hay que proteger su integridad y su intimidad.  No podemos abusar de la condición de mi hijo. Estoy muy agradecida con el pueblo y  con la gente a lo largo y ancho de Estados Unidos que nos han brindado  cariño para Prichard. En estos 11 meses he visto gente que sin conocerlo nos han dicho que oran por él. No lo han olvidado. La gente está extrañando su carisma y su sonrisa. Es un niño   bueno que  tenía unas metas grandes y unos sueños bellos. Estaba centrado en la vida, hacer un nombre en el boxeo  y luego ser promotor”.

La madre del boxeador y la familia han querido velar la privacidad de su hijo, por lo que no se permitió tomarle fotos durante la visita de Jiménez al hogar.   

¿Qué le diría a Williams si lo tiene de frente?

“No lo quiero ver. Hay que perdonar, pero no puedo verlo. En mi  corazón le deseo lo mejor, que no le pase lo mismo,  pero no tiene mi respeto. Mi hijo siempre peleó limpio,   nunca peleó sucio. Ruego que nunca  tenga (a Williams) de frente.  Se perdona a la persona, no a la acción. Lo perdoné, pero no lo que hizo contra mi hijo”.

Prichard y su familia todavía requieren  donativos a través de la Fundación Puerto Rico Unido por Prichard Colón y la cuenta  921000117708 en Scotiabank para  continuar con los tratamientos. 

Además, pueden enviar cheques a nombre de la Fundación a Condominio Laguna Apto GD Carolina, Puerto Rico,  00971.

Cronología de Prichard 

17 de octubre 2015: El púgil fue llevado a un hospital en Fairfax, Virginia, después de la pelea en contra de Terrel Willliams. Colón fue intervenido para aliviar un sangrado en el cerebro. Desde entonces ha estado en coma.

23 de de octubre 2015: Colón fue desentubado y no requería la asistencia de una máquina para respirar.

10 de enero 2016:  Félix “Tito”  Trinidad viajó a Atlanta, Georgia, para visitar a Prichard en el hospital donde estaba recluido. 

9 de febrero 2016: El joven fue intervenido nuevamente para estabilizarlo.

16 de marzo 2016: El Departamento de Regulación Profesional y Ocupacional de Virginia, que se ocupa de supervisar las carteleras de boxeo rentado y de artes marciales mixtas, no impuso ninguna sanción ni adjudicó responsabilidad por lo ocurrido en la pelea entre Prichard y  Terrel Williams

31 de mayo 2016: Prichard fue dado de alta y trasladado a Orlando, Florida, donde permanece bajo el cuidado de sus padres.

19 de septiembre: Prichard cumplió 24 años de edad.

Regresa a la portada

Tags

Prichard Colón