Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

En ruta hacia la Serie Hípica del Caribe

Por Joe Bruno Ortiz / Para Primera Hora 10/07/2017 |00:00 a.m.
El importado Mishegas forma parte del grupo de ejemplares que está en vías de ser transportado a la Florida para participar en la Serie Hípica del Caribe. (Suministrada)  
Algunos de los equinos que participarán en dicho evento ya fueron volados a Miami y otros esperan por su turno.

La situación difícil por la que atraviesa la hípica tras el paso del huracán María por Puerto Rico no impedirá la participación local en la Serie Hípica Del Caribe, señalada para el sábado 9 de diciembre en el hipódromo Gulfstream Park, de Miami en el estado de Florida.

Un grupo de 17 ejemplares importados estaban señalados para salir hacia la Florida el jueves tras finalizar el periodo de cuarentena federal mandatoria en las instalaciones de Hacienda Siesta Alegre, en Río Grande.

Los ejemplares Deland, Mishegas y Golden Diamond, encabezan el grupo de corredores que serían transportados con miras a representar a Puerto Rico en la Copa Invitacional de Importados.

Los nativos Justiciero, Platino, Sanjuanera y Empresaria estaban incluidos para salir, pero no harían el viaje debido a que un grupo de ejemplares del patio arrojó positivo a piroplasmosis, que es una condición transmitida por garrapata.

“La piroplasmosis no es algo grave por lo que haya que alarmarse. En Puerto Rico el 95 por ciento de los caballos que nacen tienen esa condición que no afectan su rendimiento”, indicó Marc Tacher, propietario de los referidos corredores locales, a Primera Hora esta semana.

Tacher explicó que por regulaciones federales los caballos que sean positivo a piroplasmosis no pueden viajar en avión junto a ejemplares que no tengan la condición.

“Deben viajar por separado y cuando lleguen a su destino tienen que estar aislados”, explicó Tacher.

Para los ejemplares participantes en la Serie Hípica que padezcan de piroplasmosis, el hipódromo Gulfstream Park acordó con la Confederación Hípica Del Caribe el establecimiento de una cuadra especial para separarlos de la población general de caballos allí.

Tacher decidió retirar sus ejemplares de la cuarentena por, según dijo, el desconocimiento sobre cuándo habría un nuevo vuelo para transportarlos. 

“Como no iban a poder volar en el mismo vuelo de los ejemplares importados que no tienen la condición, decidí llevarlos al hipódromo para que continúen ejercitándose hasta tener definido cuándo puedan salir”, indicó.

El empresario ha tenido comunicación constante con directivos de Gulfstream Park ultimando detalles sobre la participación de Puerto Rico en la Serie Hípica. Según indicó, se gestiona la realización de una carrera clasificatoria allí para la Copa Invitacional de Importados.

“Se ha tenido conversaciones para que lleven a cabo una carrera oficial clasificatoria para esa carrera. Nos han dado el visto bueno de realizarla siempre y cuando se cumpla con un mínimo de participantes”, puntualizó Tacher.

Regresa a la portada