Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

A Crystal Weekes González le dicen la Mike Tyson femenina

Por Fernando Ribas Reyes 07/29/2016 |09:00 a.m.
Debido a que todavía es una teenager, la atleta aún tendría varios ciclos olímpicos por delante. ([email protected])  
Con apenas 18 años, se estrena en el taekwondo de los Juegos Olímpicos con la confianza por las nubes

Las expectativas que pesan sobre Crystal Weekes González son bastante ambiciosas.  

Si Weekes es todo lo que dicen, Puerto Rico tendrá la próxima Ineabelle Díaz  o, quizás, más.

“Ella es la edición femenina de Mike Tyson”, dijo el Grand Master que la formó en Nueva York, el estadounidense Kevin Conroy, padre.

Weekes, natural de Nueva York y  de abuelo puertorriqueño, lleva unas semanas entrenando en Bayamón para su participación con Puerto Rico en el torneo de taekwondo de los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016.

 
Crystal Weekes quiere la medalla de oro


Con ella vino su madre, Kimberly, el hermano menor Jeremi, y su Grand Master.   Con voz suave y rostro de teenager -tiene 18 años-, Weekes habló esta semana  con Primera Hora previo a un entrenamiento y contó sus expectativas para los Juegos Olímpicos, a los que llega como la única representación puertorriqueña en la disciplina.

“Quiero regresar a Puerto Rico con el oro. Me digo a mi misma que soy la mejor hasta que alguien me pueda ganar. Todo el mundo es humano y a todo el mundo se le puede ganar”, comentó la joven.

Weekes participará en los Juegos dentro de la mayor de las categorías, los 67 kilogramos y más, en donde la china Shuyin Zheng es la favorecida para ganar el oro y la mexicana María Espinoza es la segunda favorita. Participarán un total de 16 atletas en el peso.

Río 2016 marcará  los primeros Juegos Olímpicos  para la atleta que representó a Puerto Rico en las Olimpiadas Juveniles en China hace dos años. A nivel juvenil, representó a Estados Unidos en el Mundial 2012. 

A Weekes  no le importa si algunos  piensan que cambió de ciudadanía deportiva porque tiene más oportunidades de llegar a los Juegos en el equipo boricua. 

“Simplemente, no le doy cabeza a eso”, dijo la atleta, que lleva González como apellido materno. “En Puerto Rico me ha ido mejor el entrenamiento porque las atletas no tienen miedo de entrenar conmigo. Allá (en Estados Unidos) no encontraba partners para pelear”.

Su orgullosa madre dijo que la cuarta de cinco hijos que crió como madre soltera es la más enfocada en el deporte, y que por esa razón es que está clasificada a los Juegos Olímpicos como una recién graduada de la escuela superior. 

Los otros cuatro hijos, incluyendo al menor de 13 años, también practican el  taekwondo. 

“(Crystal) es realmente determinada. Es enfocada. Ella va a lo suyo. Una vez se dio cuenta que podía ganar, que podía viajar y ganar en otros lugares, nunca más volvió a mirar atrás”, culminó.

Regresa a la portada