Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Beverly Ramos se goza el momento

08/03/2010 |
La atleta de 22 años tiene como meta ubicarse entre los mejores del mundo para así obtener la clasificación para los Juegos Olímpicos Londres 2012. (Para Primera Hora / Israel González)  

Su entrega en la pista y su cautivadora sonrisa captaron la atención durante los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe Mayagüez 2010.

En un abrir y cerrar de ojos, Beverly Sue Ramos Morales pasó de ser una desconocida, a la mimada de los puertorriqueños cuando ganó la medalla de oro en los 5,000 metros y, además, estableció una marca centroamericana al dominar los 3,000 metros con vallas con tiempo de 9:59.03.

Ahora, la atleta de 22 años tiene como meta ubicarse entre los mejores del mundo para así obtener la clasificación para los Juegos Olímpicos Londres 2012.

“Mi entrenador (Michael Smith) me ha dicho que nunca ponga el techo bajito, ya que una vez se choca con ese techo, se acaba todo y el mío está bien alto. Me falta mucho, tengo muchas expectativas. No quiero ser una persona que alcanza el tiempo para unas Olimpiadas y ahí se queda todo, es seguir buscando más allá y clasificarme mundialmente”, compartió Ramos Morales ayer.

“No deseo ser conformista con marcas, sino mirar al nivel de a quién la puedo ganar y quién me puede ganar a mí. Haber ganado en los Centroamericanos fue algo grandioso, una emoción grande. El apoyo del público, de los federativos, de mi familia fue complementario”, agregó.

Ramos es consciente de que ser una doble medallista centroamericana viene acompañado con la responsabilidad de hacer un buen papel en el siguiente nivel de competencia.

“De ahora en adelante la presión será más grande por unos Panamericanos donde estarán Estados Unidos y Canadá. Ésa es la razón por la que deseo quedarme en Estados Unidos para entrenar”, dijo.

Para ello, la Federación de Atletismo presentará una recomendación para que Rosado sea incluida en el programa de ayuda para los Atletas a Tiempo Completo.

“Se ve que es una promesa que se puede cumplir. Voy a poner a un lado mis estudios para enfocarme en el atletismo. Algunos atletas no le han dedicado tiempo a la pista, especialmente los fondistas, donde el dinero en la carretera los atrae. Espero no estar mucho tiempo en la carretera y comenzar a buscar carreras internacionales en la pista para seguir mi desarrollo para luego moverme a la carretera”, explicó Rosado Morales.

“La Federación de Atletismo está viendo un potencial en mí y creo que es prometedor lo que dicen. Espero que me puedan ayudar por lo menos durante este ciclo olímpico para foguear con atletas y prepararme para los Panamericanos y todos lo demás”, continuó diciendo.

Morales inició sus estudios en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras durante un año y medio, pero surgió la oportunidad de trasladarse a la Universidad de Kansas State en donde su carrera como atleta despuntó.

“Me sentía un poco estancada. Cuando comencé, hacía casi 18 minutos en los 5,000 metros y cuando miran mis tiempos ahora, dicen: ‘Wow’. Confié en mi entrenador y el 2010 fue cuando finalmente despegué. Hubo un cambio drástico en mis marcas y, por ello, la gente en Puerto Rico no me conoce. Estuve compitiendo en División I de la NCAA con la universidad. El único campeonato adulto en el que participé fue en Cuba y llegué cuarta. Me puse muchas metas”, confesó Ramos Morales, quien completó sus estudios universitarios en ciencias físicas y química con miras a entrar en la Escuela de Farmacia.

El proceso de tomar una decisión no fue fácil para la atleta, pero al final, optó por disfrutar la presente etapa de su vida.

“Me decidí por el atletismo, gozármelo y ver cuál es mi máximo. Todavía no lo he encontrado”, concluyó.