Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Bochinche en la lucha libre

01/07/2008 |05:55 p.m.

¡Que clase de bochinche luchístico!

En la noche del 6 de enero, Día de Reyes, se suscitó algo nunca antes visto en Puerto Rico: que un luchador se vaya de una compañía en posesión de la faja mundial de esa empresa y brinque a la compañía de la competencia con ese campeonato en mano.

El luchador Biggie Size (o Mr. Big), perteneciente a la facción “La Rabia”, tenía en su poder el campeonato Universal de la World Wrestling Council tras autoproclamarse titular hace cerca de un mes atrás (luego de que Scott Hall se ausentara a defender dicha correa). Biggie Size no se presentó anoche en la cartelera “Euphoria” de la WWC en el Coliseo de Puerto Rico como tenía pautado y a su vez sí se presentó en la cartelera Histeria Boricua de la International Wrestling Association (IWA) en la cancha Pepín Cestero de Bayamón con dicha faja en su posesión.

Biggie Size intervino a salvar a su ex-compañero de IWA, Blitz, cuando éste era atacado por la pareja The Naturals luego de su defensa del campeonato mundial ante Tim Arson.

Biggie Size salió desde el público para limpiar el ring. Luego enseño el título Universal y retó a su ex colega Blitz a una lucha para “unificar los campeonatos” – algo nunca antes visto.

Luego que se diera paso a otra lucha, entonces vino el esperado encuentro “unificatorio” en el cual Blitz ganó con un “paquetito” para la cuenta de tres. Sin embargo, al celebrar Blitz no utilizó la correa Universal para demostrarla junto a su corraa mundial de la IWA. Aparentemente, se usó otro camponato de la IWA.

Esto sucedió debido a que en esos instantes, dos empleados de la WWC – el director de mercadeo, José Roberto Rodríguez, y el animador Carlos Muñiz – se personaron junto con varios guardias estatales a la Pepín Cestero para buscar el título Universal de la WWC.

La fanaticada reconoció su presencia y los abucheó mientars eran escoltados fuera de las inmediaciones por el presidente de la IWA, Mario Savoldi.

En las afueras de la cancha, PRIMERA HORA fue testigo de cuando el Sr. Savoldi discutió la situación con los empleados de WWC y los efectivos policiacos allí presentes.

En una ocasión Savoldi les dijo que “(Biggie) quiere su dinero primero antes de entregarla (la correa Universal)” al hacer aparente referencia de que en WWC le debían dinero a Biggie Size.

Eventualmente, Rodríguez y Muñiz desistieron de su acción y abandonaron la cancha.

Los rumores de que algo así sucedería se empezaron a escuchar desde el viernes 4 de enero luego de que Moody Meléndez, quien había traido a Biggie Size - entre otros luchadores - desde la IWA hacia WWC el pasado mes de julio cuando fue nombrado gerente general, renunció repentinamente a la WWC de sus funciones como escritor y comentarista.

Luego, el sábado 5 de enero, Biggie Size y los otros componentes de “La Rabia” tenían pautado luchar en la cartelera de WWC en el Palacio de los Deportes en Mayaguez pero ninguno asistió.

En adición, el luchador Ash Rubinsky había aceptado el jueves pasado una oferta para brincar a la IWA con el personaje de DAMIAN. Por ende, era predecible que sus compañeros de la facción ‘Los Templarios” – William de la Vega y Rick Sanley también brincarían el charco. De hecho, los tres se presentaron a luchar en la cartelera Histeria Boricua del domingo.

Como si fuera poco, la luchadoras femeninas de WWC: Amazona (campeona femenina de WWC), La Morena, Black Rose también dijeron presentes en la cartelera de la IWA, auqnue no lucharon.

“Estamos aquí como espectadoras”, dijo La Morena.

“Lamentablemente, no nos quisieron añadir en las carteleras (de WWC), así que estamos aquí en nuestro tiempo libre”, agregó Amazona sin querer soltar prenda si permanecería en WWC o finalmente regresaría a su hogar de origen, la IWA.

La cartelera de Histeria Boricua finalizó con la lucha estelar entre Apolo y Ray González vs. Savio Vega y Miguel Pérez. En la misma, varios rudos intervinieron a favor de Savio y Miguel hasta que Blitz y luego Biggie Size hicieron el salve y brindaron con cervezas.

Al final González habló y dijo “(Señalando a Savio como parte del ángulo) Te dije que cuando llegué aquí que iba a mover las fichas. Vamos a levantar esta industria a la buena o a la mala… hay otros que van a voler. Cuando regresen … voy a dar jaque mate”.

Estas citas en obvias referencias a la posible llegada paulatina de otros miembros de “La Rabia”, tales como Jumping Jeff Jeffrey (campeón de Puerto Rico WWC), Niche (campeón junior completo WWC) y el propio Moody Meléndez, entre otros.

Reacciona Carlos Colón

El presidente de WWC, Carlos Colón sostuvo que Biggie Size tiene hasta el martes para entregar la correa Universal de WWC o enfrentará cargos criminales.

“Tiene hasta mañana (martes) para entregarlo o vamos a presentar una querella por apropiación ilegal. A él no se le debe ningún dinero, porque no luchó esta semana”, dijo Colón a PRIMERA HORA.

“Además, él no es el campeón porque el título se había declarado vacante. Se suponía que él luchara contra Black Pain para decidir el campeón durante la cartelera de Euphoria y no lo hizo. Por ende, no es campeón. Solo tenía la posesión de la correa”.

Biggie Size obtuvo el título de manera simbólica tras la ausencia del que fuera campeón, Scott Hall, duarnet una cartelera a mediados del mes de diciembre. Esa noche, Moody Meléndez – como gerente general de la WWC en ese momento – entró al ring, se acostó en el piso y le dijo a Biggie Size que lo planchara para que fuera declarado campeón. De ahí en adelante, Biggie Size, tuvo la correa en mano.

“Nosotros sabíamos que al Moody enterarse de que lo despediríamos, el prefirió renunciar de antemano al enterarse por alguna fuente. Obviamente, como él trajo a esos luchadores (La Rabia) se irían con él también”, dijo Colón.

“Pero la realidad es que ya no los necesitábamos. Los ratings de televisión había bajado mucho con Moody y la Rabia de protagonistas todas las semanas. El concepto de La Rabia funcionó al principio porque era algo novedoso, pero después se tornó repetitivo y su estilo hardcore contribuyó a alejar a fanáticos que eran más orientados al entretenimiento familiar. Por eso decidimos desprendernos de los servicios de Moody”.

En el lugar de Moody Meléndez, vendrá José Rivera Sr., ex luchador y ex compañero de Colón a finales de los 1970’s y principios de los 1980’s.

“José sera ahora el que estará a cargo de las responsabilidades que recaían en Moody”, dijo Colón.

En torno al campeonato Universal, el mismo quedará vacante hasta nuevo aviso.

“Hay que devolverle el prestigio a ese campeonato. No vamos a tener prisa en tener un campeón. Queremos tener a alguien que nos represente bien. Para delinear esa estrategia nos reuniremos esta semana. Posiblemente se haga algún tipo de torneo eliminatorio para llegar a un campeón y hasta traer varios luchadores del extranjero para darle mayor empuje a esta iniciativa”, agregó Colón.

Por ultimo, Colón desmintió los rumores de que el luchador La Amenaza Bryan fuera otro que daría el salto a la IWA.

“Bryan habló con José Roberto (Rodríguez) y le dijo que se quedaba y que estaba molesto por lo que había hecho Biggie. Bryan se queda con nostros”.

Apolo y Eddie Colón se van hacia WWE

El León Apolo estaba pautado a salir hoy a las 7:00 a.m. hacia Nueva York para realizarse el examen físico y todas las prubeas de laboratorio requeridas por las World Wrestling Entertainment (WWE).

Según una fuente cercana a Apolo, el luchador ya está en agenda para integrarse a la WWE durante el mes de febrero. Apolo iría para RAW.

En torno a Eddie Colón, su padre Carlos Colón confirmó que partiría hacia Estados Unidos esta semana hacia Tampa para integrarse a una de las promociones afiliadas a la WWE y subir posiblemente hacia el grupo de SMACKDOWN.

“Estoy especulando, pero Eddie iría hacia Smackdown y posiblemente su hermano mayor (CARLITO) le seguiría o a la inversa. Es posible que una vez Carlito termine su ángulo con Santino Marella, vaya de RAW para Smackdown. Lo que hay que ver es si irá antes de que suban a Eddie o una vez ya Eddie se esté estableciendo”, agregó Colón.