Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Lo que viene es “Fuego a la lata” para las hermanas Díaz

Por Joel Ortiz Rivera 04/16/2019 |11:45 p.m.
Daniel González, las hermanas Adriana y Melanie Díaz, y Brian Afanador competirán desde el 21 de abril próximo, en el Campeonato Mundial de Tenis de Mesa en Budapest, Hungría. (Archivo)  
El Campeonato Mundial de Tenis de Mesa marca el inicio de la temporada grande para las tenimesistas.

El tiempo de entrenar duro y afinar detalles cerca de sus familiares y entre la brisa de Utuado terminó para Adriana Díaz y su hermana Melanie, quienes este viernes parten rumbo al Viejo Mundo, donde participarán los Campeonatos Mundiales de Tenis de Mesa en Budapest, Hungría.

Hasta allí también llegarán a competir el primo de las Díaz, Brian Afanador, y Daniel González. 

Pero con respecto a las Díaz, según detalló Bladimir Díaz, padre y entrenador de ambas, de ahí en adelante lo que viene es literalmente ‘fuego a la lata’.

“Ahora es que vamos a pisar el acelerador. Lo que viene es competencia por ahí para abajo, por lo menos hasta octubre”, dijo el entrenador.

Los Campeonatos Mundiales se efectuarán del 21 al 28 de abril, en Budapest, y según explicó Díaz, estos, aunque tienen el mismo nivel de prestigio, se diferencian de la Copa Mundial Femenina para la cual Adriana se clasificó en la Copa Panamericana celebrado en Guaynabo en febrero.

“Los Campeonatos Mundiales individuales, como el de Hungría, se celebran cada dos años. Cada federación del mundo puede enviar a todos los jugadores que quiera hasta un máximo de cinco por delegación, pero nadie se clasifica. Todos tienen que ir a competir para entrar en el ‘main draw’”, indicó Díaz, quien agregó que una excepción es su hija Adriana, ya que debido a su clasificación mundial, la número 31 del mundo, fue ‘sembrada’  en el main draw.

El entrenador agregó que Melanie y los varones González y Afanador sí tendrán que jugar para conseguir un puesto en el torneo.

Ayer se informó que Afanador arribó el domingo a París, Francia, para afinar detalles en el INSEP, instituto donde entrenan los atletas de alto rendimiento de ese país, antes de viajar a Hungría.

Y por el otro lado, está la Copa del Mundo Femenina, la cual se efectuará en Chengdu, China, del 18 al 20 de octubre.

Para ese torneo fue que se clasificó Adriana al ganar el Panamericano de Guaynabo, pero ese evento es por clasificación. Por ejemplo, de todo el continente americano, solo Adriana y la subcampeona del Panamericano, Mo Zhang, tienen invitación.

En las casi tres semanas que estuvieron en la Isla, Adriana y Melanie, según dijo su padre, trabajaron en aspectos técnicos y tácticos de cara a las competencias, porque comentó que no solo será el torneo de Budapest, sino que luego viajarán a Austria para tener un entrenamiento de unos 10 días para de allí participar en eventos del World Tour Challenge en Eslovenia y Croacia.

“A esos irán las dos y luego regresamos a Puerto Rico por unos días para luego viajar a Asia, donde estaremos entre mayo, junio y julio. Vamos a competir en China, Hong Kong, Japón. Luego del torneo de Japón hay unas dos semanas libres en las que entrenaremos en Corea y esperamos poder jugar allí también”, detalló.

Finalmente, destacó que luego de todas esas millas de viajes y horas de entrenamientos y competencias, vendrán unos días para ajustar detalles finales y viajar desde la Isla a los Juegos Panamericanos en Lima, Perú, evento que se celebrará del 26 de julio al 11 de agosto.

Regresa a la portada