Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Contenta Shannon Torregrosa con su regreso a la LVSF

02/11/2010 |
Shannon Torregrosa (tercera de izquierda a derecha) es todo sonrisas durante la presentación de las Lancheras de Cataño.  (Primera Hora / David Villafañe)  

Cataño. Shannon Torregrosa espera que las bendiciones que tuvo en el 2009 continúen este año al hacer su regreso a la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) con las Lancheras de Cataño.

El 2007 fue desastroso para la espigada voleibolista, pues perdió todo el año debido a una lesión de rodilla que requirió una reconstrucción quirúrgica. Para el 2008 fue escogida para el premio de Regreso del Año con las Indias de Mayagüez, y en el 2009 contrajo nupcias y experimentó el nacimiento de su hija.

“Todo va bien, aunque el trabajo ha sido arduo. Me casé y tuve una hija, y te puedo decir que el regresar a condición de juego ha sido frustrante en el aspecto mental, pues mi mente quiere hacer una cosa, pero mi cuerpo hace otra”, resaltó Torregrosa.

La jugadora dijo que perdió unas 30 libras durante su embarazo debido a que estuvo enferma varios meses, pero al nacer su hija se puso en contacto con el apoderado de Cataño, William López, para volver a la Isla lo antes posible y comenzar a entrenar.

“Mi técnica y destrezas están bien ahora, pero al comenzar a entrenar estaban horrendas”, sostuvo Torregrosa entre risas. “Perdí mucha masa muscular, pero veo la mejoría al pasar cada semana y estoy emocionada de regresar al voleibol, pues lo extrañaba”, añadió.

De paso, Torregrosa dijo que se reintegrará a los entrenamientos de la Selección Nacional con miras a formar parte de la escuadra que participará en los Juegos Centroamericanos en Mayagüez.

“Ya Patricio (Chutney) me vio y me preguntó si iba a jugar. Le dije que me gustaría jugar en los Centroamericanos, pues, por el momento, no puedo estar viajando mucho porque mi hija apenas tiene cinco meses”, resaltó Torregrosa.