Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

McCutcheon pone en marcha su plan en Puerto Rico

03/17/2009 |00:26 a.m.
Hugh McCutcheon fue uno de los invitados de honor en el pasado Juego de Estrellas de la LVSF.(Para Primera Hora / Israel González)  

Bayamón.- Hugh McCutcheon ya comenzó su trabajo como nuevo entrenador de la Selección de Voleibol Femenino de Estados Unidos, y para aprovechar la participación de un gran número de jugadoras prospectos en la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF), estará el resto de la semana en Puerto Rico evaluando el talento disponible.

McCutcheon fue uno de los invitados de honor en el pasado Juego de Estrellas de la LVSF, partido en el cual pudo ver a la inmensa mayoría de la voleibolistas norteamericanas que militan como refuerzos en diversos equipos locales.

“Ahora soy el nuevo dirigente del equipo femenino y quería ver a nuestras jóvenes jugadoras, para que me conocieran y para que yo pudiera conocerlas antes de iniciar los entrenamientos en verano”, destacó McCutcheon en entrevista con Primera Hora.

El también ex jugador, natural de Nueva Zelanda, guió al combinado masculino de Estados Unidos al segundo lugar en el escalafón mundial, la mejor posición obtenida por USA Volleyball en su historia.

En cuatro años al mando de los varones, McCutcheon recopiló foja de 107-33. El año pasado dirigió al equipo estadounidense a su primer campeonato en la Liga Mundial de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) y terminó el ciclo competitivo con la conquista de la medalla de oro en las Olimpiadas en Pekín, China, apenas la tercera presea de Estados Unidos a nivel olímpico y su primera medalla desde el 1992.

Ahora, USA Volleyball espera que McCutcheon realice con las féminas la misma labor que realizó con los varones. La ex jugadora china “Jenny” Lang Ping dirigió a las mujeres en el pasado ciclo y cosechó el mismo éxito que McCutcheon, una medalla de plata en Pekín al caer en el juego final frente a Brasil. Ping optó por no renovar su contrato con la selección femenina estadounidense.

“Me sentí sumamente contento de aceptar esta posición. Fue bien difícil para mí el tomar la decisión de dejar el sexteto masculino, pero esto es una nueva oportunidad y logramos todos los objetivos que nos propusimos en el programa masculino. Es bueno tener un nuevo reto”, puntualizó McCutcheon previo al inicio del Clásico de Estrellas en el coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón.

McCutcheon dijo que ya lleva cerca de tres meses organizando su plan de trabajo para este ciclo competitivo, y por tal razón, evaluará a las jugadoras que participan en la LVSF en preparación para el inicio de los entrenamientos del combinado estadounidense.

“Un aspecto interesante del juego femenino, al menos en términos de Estados Unidos, es que tienes una población mucho más grande de la cual reclutar atletas. Sé que no conozco mucho del juego femenino en los Estados Unidos, así que estoy aprendiendo y ésta es una buena oportunidad de ver a un buen número de jugadoras en corto tiempo”, explicó el nuevo técnico del sexteto femenino.

Ciertamente McCutcheon tiene un buen número de jugadoras para evaluar, incluyendo a prometedoras prospectos del calibre de Jordan Larson (Vaqueras de Bayamón), Nicole Fawcett (Gigantes de Carolina), Alexis Crimes, Angie Pressey y Cassandra Busse (todas de las Llaneras de Toa Baja), Jessica Jones y Shonda Cole (Caribes de San Sebastián) y Vicki Brown (Valencianas de Juncos).

“Me gustan muchas de las jugadoras que están activas en Puerto Rico. Una de las cosas que quiero ver es quién va a sobrevivir la competencia y el rigor de jugar a nivel internacional. Por eso es bueno tener a tantas atletas de las cuales escoger”, sostuvo.

Sobre su plan de trabajo, McCutcheon explicó que, junto a USA Volleyball, buscan la forma de mudar el centro de entrenamiento de Colorado a California. “Creo que ya prácticamente completamos esa meta, pues el Consejo Municipal de Anaheim aprobó, mediante votación, la mudanza y lo que nos resta es firmar el contrato. Ése es un paso enorme para el programa femenino, pues entrenaríamos en un ambiente al nivel del mar que mejoraría el servicio y la recepción”, enfatizó.

Al preguntársele qué aspecto del juego de las féminas desea mejorar, McCutcheon contestó que “ganar es algo bien frágil. Por supuesto que nos gustaría ganar la medalla de oro, pero no tenemos control sobre Brasil, China o Rusia. Lo que quiero hacer es llevar el equipo a un alto nivel y mantenerlo, ser lo mejor que podemos ser”, subrayó McCutcheon.

“Sería bueno inyectarle juventud al equipo. En estos momentos tenemos un buen núcleo de jugadoras (de la escuadra que ganó la medalla de plata) que han realizado una excelente labor, pero para el tiempo que lleguen las Olimpiadas de 2012 en Londres, sería bueno tener una combinación de jugadoras veteranas y jóvenes”, sentenció.