Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Pinkin campeonas

05/12/2010 |08:08 p.m.
Las Pinkin de Corozal completaron anoche una difícil travesía a lo largo de toda la temporada 2010 de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) y recapturaron el título nacional que las Llaneras de Toa Baja les arrebataron el año pasado al vencerlas en cuatro parciales de 25-21, 29-27, 23-25 y 25-20.

Las Pinkin de Corozal completaron esta noche una difícil travesía a lo largo de toda la temporada 2010 de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) y recapturaron el título nacional que las Llaneras de Toa Baja les arrebataron el año pasado al vencerlas en cuatro parciales de 25-21, 29-27, 23-25 y 25-20.

Las tijeras no sólo obtuvieron su campeonato número 17, el total más alto en la historia de la LVSF, sino que, por segunda ocasión, Corozal copó el cetro nacional en ambas ramas, pues los Plataneros de Corozal revalidaron este año como campeones en el torneo masculino. La misma situación se dio en el 2008.

Al caer el último punto, una invación indebida de Jennifer joines,  los gritos de sobre 5,000 fanáticos corozaleños no se hicieron esperar. Un mar de personas se apoderó del tabloncillo en el coliseo Roberto Clemente para celebrar la barrida.

Toa Baja salió al tabloncillo en el primer parcial con un juego inspirado; no así las Pinkin, que cometieron  cuatro errores que permitieron que Toa Baja se fuera al frente con relativa comodidad, 10-4. Sin embargo, como ocurrió en los demás juegos de la final, Corozal plantó su servicio y bloqueo y el juego de las Llaneras se vino al piso.

Jessica Candelario encendió un rally de 6-0 que empató el episodio a 10, y aunque Toa Baja recapturó el liderato a 12-11, un bloqueo de Darangelys Yantín, unido a remates fuera de Cassandra Busse y Graciela Márquez y bloqueo de Destinee Hooker a Jennifer Joines-Tamas puso en el comando definitivo a las Pinkin, 15-12, rumbo a ganar el primero, 25-21.

Toa Baja no se desanimó y llegó a tener ventaja en el segundo de 6-4. Pero con cada empuje de las campeonas, ahí estuvo el bloqueo y servicio corozaleño, o los remates de Shonda Cole y Hooker, para mantenerlas en la batalla. Toa Baja mantuvo la presión sobre las Pinkin, y con otro empuje de 5-0 se fueron en escapada de 18-11, pero la remontada de las Pinkin tardó poco en llegar.

Toa Baja intentó llegar a la meta, pero el sofocante bloqueo de Corozal, más la ofensiva de Hooker, resultó ser demasiado.

La estadounidense empató el set a 24 con un ataque fuera de balance, y Cole salvó el segundo set point, empatando a 25. Tras un último empate a 27, ataques corridos de Hooker le dieron a Corozal el segundo, 29-27.

Para la cuarta vuelta, Toa Baja volvió a irse al frente, pero a diferencia del parcial anterior, en esta ocasión sí aguantaron el inevitable remonte de las Pinkin, quienes empataron a 23.

Remates de Busse y Márquez, sin embargo, le dio a Toa Baja el episodio, 25-23.

Las Llaneras se elevaron y llegaron a estar al frente 14-10 en la cuarta manga, pero Corozal hizo su tercera remontada de la noche, y el catalítico fue otro remate de Hooker.

Las Pinkin marcaron siete puntos al hilo para arrollar a las Llaneras, 21-17, y un reachover de Joines-Tamas le dio el triunfo, y el campeonato, a las Pinkin, 25-20.