Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

San Juan le arrebató el “patriotismo” a Lares

Por Fernando Ribas Reyes 08/25/2016 |09:00 a.m.
Los lareños podrían tener un equipo para la temporada 2016 de voleibol, pero no puede llevar el nombre de Patriotas
Domingo González es uno de los jugadores que perteneció a los Patriotas de Lares en la pasada temporada. (Archivo)  

Primero fue la “La Ciudad del Grito”, y ahora es los ‘Patriotas’.

El pueblo de Lares perdió, nuevamente, un nombre que le identifica,  y en esta ocasión fue en el ámbito deportivo.

Resulta que la tradicional franquicia de los Patriotas en la   Liga de Voleibol Superior Masculino (LVSM) fue trasladada con todo y nombre a San Juan. En la capital, el equipo  jugará bajo el nombre de  Patriotas de San Juan en la temporada 2016 que inicia el próximo mes de  octubre.

Esa acción es final y firme, según el presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV), Nelson Pérez.

“Se exigió así, y así se aceptó”, dijo Pérez. 

La mudanza no ha sido sin polémica. El traslado estuvo en querella en el Tribunal Apelativo y de Arbitraje Deportivo (TAAD) del Comité Olímpico de Puerto Rico, porque el traspaso no fue consultado a la Junta Directiva de la LVSM. No obstante, el TAAD desestimó esta semana la querella.

Pérez dijo que la gerencia de los Patriotas de Lares,  que es asesorada por “Papo” Pagán, hijo del alcalde lareño, aceptó   entregar el equipo y su nombre a cambio de que   San Juan pagara la deuda que arrastra la franquicia  con sus jugadores y cuerpo técnico por la temporada 2015.

“Fue con la condición de que se ayude a pagar la deuda”, aseguró  Pérez.

El presidente federativo   dijo que el acuerdo lo trabajaron  tanto Pagán como el apoderado del equipo,  José Luis Torres.

El pago de la deuda asciende a cerca de $100,000, según  el presidente de la FPV. 

Pérez, quien es lareño de nacimiento y crianza, negó que como presidente tuviera el poder de evitar que el equipo de su pueblo perdiera su nombre. 

“Tengo que actuar como presidente de la Federación. No puedo actuar como lareño”, enfatizó Pérez. 

Por su parte, Pagán no respondió a llamadas y mensajes dejados por  Primera Hora.

El voleibol no se ha ido de Lares

A pesar de la mudanza, resulta que  el pueblo de Lares no perderá el voleibol para la temporada 2016.  La exitosa franquicia de los Capitanes de Arecibo  hace gestiones para trasladarse a Lares y jugar allí la temporada que viene. 

Pero, si el traslado de los Capitanes a Lares es aprobado finalmente, ese equipo no podrá ponerse el nombre de Patriotas. 

“Arecibo ya lo sabe. No se pueden llamar Patriotas”, afirmó Pérez. 

La situación le está trayendo problemas comerciales a la gerencia de los Capitanes, que ya ha hecho acuerdos preliminares con el municipio de Lares para operar allí en la venidera temporada.

Según el gerente de los Capitanes, Edgardo García, hay auspiciadores que dudan dar su ayuda a la franquicia porque ésta no se identificaría como Patriotas.

“Tengo problemas con eso porque los auspiciadores me dicen  que han vendido el gentilicio de Lares”, dijo García.

Lares también ha tenido franquicias de voleibol superior que se han llamado Leñeros o 23 de Septiembre (fecha del Grito de Lares). Lares ha tenido franquicias de voleibol desde la decada de los 70.

Ya hay historial 

La pérdida del nombre de Patriotas para Lares representa la segunda ocasión en años recientes que una franquicia tradicional en la LVSM pierde el nombre que le identificó.

 La primera fue la franquicia de los Gigantes de Adjuntas, que  recién batalló con   Carolina, equipo  que quiso usar Gigantes como nombre también cuando nació como equipo en  la pasada década.  

La franquicia de Carolina, que, de hecho, era administrada entonces por el presidente Pérez, aceptó usar el nombre Nuevos Gigantes para respetar el seniority de Adjuntas, que usaba el nombre Gigantes desde los años 70. Eventualmente, Adjuntas desapareció como franquicia en el 2007 y Carolina se cambió el nombre de Nuevos Gigantes a Gigantes solamente.

Regresa a la portada