Voleibolistas levantan la voz ante cantidad de torneos durante el verano

Por Fernando Ribas Reyes 10/09/2019 |09:03 p.m.
Karsta Lowe ([email protected])  
La estadounidense Jordan Larson señaló al calendario la Federación Internacional de Voleibol.

Este Campeonato Norceca que se está jugando en el coliseo Roberto Clemente es el quinto avalado por la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) que juega la Selección Nacional de Puerto Rico en este verano.

Igual de atareadas –o más– están las de República Dominicana, Estados Unidos, Argentina, China, Alemania, Italia, Japón y todas las selecciones que participan en todos los eventos avalados por la Federación Internacional.

La cantidad de torneos es agotadora, especialmente para las jugadoras y jugadores que también participan en la temporada de clubes, como la Liga Superior.

Los jugadores han levantado la voz y la FIVB nombró una comisión de jugadores para buscar ayuda al respecto. También hay técnicos en esa comisión.

La jugadora estrella de Estados Unidos, Jordan Larson, es parte de esa comisión y habló aquí, durante su acción en el Campeonato de Norceca, sobre la posición de los atletas.

“Muchos nos reunimos este año y nos sentimos que no se están tomando en consideración la salud física y mental de las jugadoras cuando hacen el calendario”, dijo.

“Por ejemplo, entre la Champions League (competencia de clubes de Europa) y la primera convocatoria con la selección solamente hay tres días. Si queremos estar en la mejor condición posible, eso no es suficiente”, agregó.

Larson comentó que llevarán ideas a la FIVB para tratar de armonizar el calendario.

“Estamos tratando de llegar a acuerdos en cómo el calendario puede ser bueno para todos. La FIVB está tratando de hacer el voleibol un deporte mundialmente conocido, pero a qué costo”, dijo.

El calendario cargado también es un peso para las federaciones locales que tienen que pagar por los viajes y dietas de las jugadoras de los cuerpos técnicos, así como por los avales para organizar torneos. Igualmente es el reto para los técnicos de selecciones que tienen limitaciones de personal.

Regresa a la portada