Cuando el director Frank Perozo advirtió a la presentadora Alexandra Fuentes que debía manejar un acento neutro para su personaje en la película “La vida de los Reyes”, que se rueda actualmente en la República Dominicana, se paralizó. Le pidió auxilio a su adorada Charytín Goyco, pero la velocidad con la que habla no le ayudó mucho.

Se escuchó de pronto con el tono mexicano que usan muchas figuras puertorriqueñas destacadas en los medios de comunicación latinos en Estados Unidos, pero no, tampoco era eso lo que esperaban de ella. “Te vas a comer todas las s”, fue la instrucción que ha podido seguir, sin que de vez en cuando se le escape alguna.

Pero eso es mínimo dentro de la experiencia profesional y personal que significa para la conductora de televisión y productora de teatro su debut en el cine, como la esposa del comediante Miguel Céspedes, uno de los protagonistas del filme.

“He visto cómo Molusco y Jaime Mayol se han abierto las puertas en los diferentes papeles que han hecho en las películas con Ozuna, y ha sido bien chévere para la carrera de ellos, así que conociendo un poco a través de ellos cómo es la dinámica, que me recomendaron ambos que no dejara pasar la oportunidad, me integro a un grupo de trabajo maravilloso, gente de una calidad profesional y humana bien buena, que me han dirigido, que me han llevado, que no han faltado las atenciones para sentirme cómoda en este escenario”, compartió ayer durante el receso de almuerzo.

Su papel es “Marie”, una mujer, tranquila, solidaria, que ha estado presente en los momentos críticos de la vida profesional de su esposo, y aunque no la conoce personalmente, se ha dejado llevar por las descripciones que le ha dado Céspedes, y tal parece que está complaciendo.

“La vida de los Reyes”, escrita por David Maler, es una película biográfica, que recreará las vidas por separado y en conjunto de los colegas y amigos Raymond Pozo y Céspedes, ambos maestros de la comedia dominicana.

La entrada de Fuentes al proyecto de Caribbean Cinemas se dio tras dos acercamientos por parte de la producción. La primera vez le pareció muy apresurado tomar la decisión, por las implicaciones a nivel personal, pero ya la segunda vez se dio el espacio para considerarlo y discutirlo en familia. Para el mismo personaje se llegó a anunciar a la comunicadora Jackie Guerrido, quien luego no pudo integrarse.

Comparte escenas con la actriz Judith Rodríguez, quien interpreta a la esposa de Raymond Pozo. (Suministrada )

En lo personal, esta es la primera vez que se separa de su nido familiar por más de dos días, y soltar un poco ese apego, le costaba.

“Adrián tiene 12 años y yo nunca había estado fuera de casa durante tanto tiempo. Sí, algún fin de semana que me iba con David, pero igualmente en Puerto Rico, nada a la distancia, y desprenderme de este apego, al principio lo veía como algo difícil, que iba a pegar, pero ha sido lo contrario. Me ha ayudado a realizar que puedo tener proyectos fuera de casa, que lo puedo manejar, que los nenes pueden también asimilarlo”, dijo la esposa del excandidato a la gobernación, el dentista David Bernier, y madre de los preadolescentes, Adrián y Miranda.

“Yo sé que ellos disfrutan mucho con David. En el caso mío, estoy detrás de ellos todo el tiempo, diciéndoles las cosas que tienen que hacer, la famosa cantaleta, y soy una mamá bien divertida, pero busco la manera de que todo vaya por el libro, y David es mucho más relax en eso”, agregó de las dinámicas que ha estado evidenciado a través de sus publicaciones en las redes sociales.

Fuentes se inició en la televisión en el 2003, logrando posicionarse como una conductora auténtica, alegre y empática. Eso le ha caído bien a muchos, a otros quizás no tanto, pero ella está complacida de poder mostrarse sin maquillajes dentro de la carrera que escogió.

“Hay gente que ve oportunidades chiquitas, yo nunca vi oportunidades pequeñas. Uno va creciendo, uno va madurando y uno va enfrentando diferentes situaciones en el ambiente, y eso te permite hacer cicatrices, crecer, madurar”, reconoció.

Una de las decisiones más complejas, y de la que no se arrepiente es haber salido del escenario político.

Este domingo habrá primarias y ella se siente completamente libre de ese proceso.

“Me siento como una pluma que se le salió a la gallina y no la para nada”, aseguró. “La tranquilidad de no estar en la política, no tiene precio. David, a pesar de que era una de las personas que muchos puertorriqueños querían que estuviese aspirando en estas elecciones, afortunadamente decidió irse por lo que llama su deber primario, que es su familia, su profesión, y quién sabe, David nunca le cierra las puertas a nada ni tiene calendarios absolutos en su vida”, afirmó. Por ahora, siguen disfrutando.