Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Mujer inspira largometraje por su ayuda a la comunidad síndrome down

Por Suroeste 07/11/2018 |11:45 p.m.
El Horizonte
Aunque su lucha para que más familias reciban los servicios, aún falta mucho camino por recorrer. (Suministrada)  
El proyecto pretende convertirse en un largometraje que presente al mundo la verdadera cara de la condición, a través de la historia experimentada por el instituto ponceño en los pasados años.

Desde su casa, moviendo cielo y tierra, Jackeline Pagán Lagomarsini logró mejores oportunidades a la población de síndrome down que en la Ciudad Señorial alcanza a unas 50 personas. 

Pagán Lagomarsini es pintora, educadora y defensora de personas con discapacidades. Antes de recibir al pequeño vástago síndrome down, Jackeline comenzó a investigar sobre qué servicios podía acceder para ayudar a que su hijo pudiera tener calidad de vida. Pero se encontró con las manos vacías, porque las oportunidades eran casi inexistentes.

“Empecé a llamar a todas las instituciones y no sabían un divino de la condición. Fue bien difícil porque la gente estaba ignorante, tenían a esos niños encerrados en sus casas”, exclamó la fundadora del Instituto Ponceño Síndrome Down, entidad que nació hace dos décadas para canalizar y brindar ayuda a decenas de familias que tienen hijos diagnosticados por la condición.

Aunque su lucha para que más familias reciban los servicios, aún falta mucho camino por recorrer. El proyecto pretende convertirse en un largometraje que presente al mundo la verdadera cara de la condición, a través de la historia experimentada por el instituto ponceño en los pasados años.

Regresa a la portada

Tags

PonceSíndrome down