Placeholder

Por Edgardo Huertas

Nostalgia alegre

Carmín Vega: la mujer de mil talentos

03/18/2017
“Sus espectáculos están llenos de buena música, humor fino, y dedicados -como ella dice- a un público ‘fino, inteligente, culto y preparado’”

Se le ha llamado la mujer de las mil voces, pero lo cierto es que Carmen María Vega Correa es una mujer nacida para triunfar.  Todos la conocemos como Carmín Vega. Es cantante, imitadora, actriz, locutora, animadora, conductora de programas y una artista completa de capacidades insospechadas, y una amiga fiel, verdadera y solidaria.  Cuando mañana, a las dos de la tarde en el teatro Francisco Arriví en Santurce, se lleve a efecto la séptima exaltación al Salón de la Fama de la Música, nuestra Carmín será honrada como una de las ganadoras del premio Bohemia.

Nos parece un acto de justicia a una artista de trayectoria que ha sabido brillar con su talento. Comenzó allá en la década del sesenta cuando resultó seleccionada, entre más de 400 aspirantes, para participar en un programa de aficionados de José Carlos Colón. Inspirada en la música de la época, y con la influencia que en la juventud de entonces recibían las niñas de cantantes como Libertad Lamarque, nuestra artista comenzó cantando tangos. Allí recibió la oportunidad de grabar su primer disco 45 titulado La marca de un beso.

Fue entonces que pasó a formar parte de otro exitoso programa de entonces conducido por Caridad Pereda. En el mismo, compartía estelares con Sophy, Lucecita y  Danny Rivera. De ahí fue a  la Nueva Ola con Tommy Muniz y a presentarse en los programas musicales de mayor sintonía en una época donde la buena música y los talentos genuinos siempre tenían espacio en la televisión boricua.

Carmín fue contratada como artista exclusiva de la Cervecería Corona, y tuvo la oportunidad de formar parte de un espectáculo cómico-musical que se presentaba por los pueblos,  teniendo como figuras a José Miguel Agrelot, Luis Antonio Rivera (“Yoyo Boing”) y Shorty Castro. No obstante, en los albores de la Nueva Ola, esta joven, talentosa y hermosa cantante ponceña se enamoraba y unía su vida a la de un artista mexicano alejándose de su país y radicándose por una década en la tierra azteca.

Como su talento era imparable, comenzó a cosechar fama y aplausos. Mientras su entonces esposo triunfaba como comediante, ella se hacía notar en salas de prestigio como El Patio y El Capri donde hasta la propia “Doña” del cine mexicano, María Félix, quiso conocerla personalmente.  En su casa, se divertía mirando las cantantes de moda y las imitaba. 

Así fueron surgiendo: Angélica María, Libertad Lamarque, Olga Guillot, Amanda Miguel, Valeria Lynch, María Victoria y otras que mientras triunfaban en televisión iban moldeando el histrionismo de Carmín y lo que sería otro de sus grandes aciertos. Comenzó a presentarse en programas estelares como Siempre en domingo y su talento crecía sin límites. Regresó a Puerto Rico y su amigo de siempre, Yoyo Boing, la convence para hacer comedia. 

Mientras se presentaba como cantante en los espectáculos de entonces -El show de Chucho, El show de Iris Chacón, Una chica llamada Ivonne Coll, Luis Vigoreaux presenta y El súper show Goya-, se fueron añadiendo nuevas imitaciones y Carmín se convirtió en una de las artistas más polifacéticas de Puerto Rico. Su pasión por la gente la llevó a la radio y en 1981 comenzó un programa a través de WAPA Radio llamado Con Carmín en el tapón que animó durante cinco años.

Su carrera ha estado ligada a éxitos constantemente. Lugares como la República Dominicana, Nueva York, Miami y algunos escenarios de Latinoamérica han disfrutado de todas sus facetas artísticas. Hoy, después de los años transcurridos, sigue tan talentosa, jovial y refrescante como siempre. Sus espectáculos están llenos de buena música, humor fino, y dedicados -como ella dice- a un público “fino, inteligente, culto y preparado”.

Felicidades Carmín, te mereces la distinción que recibirás junto a Jacqueline Capó y Awilda Pedroza( “la Mimosa”) . Tres mujeres talentosas que son, sin duda, expresión y representación de lo mejor de lo nuestro. Felicidades a ustedes y al Salón de la Fama de la Música por la justicia y por el buen gusto.

 “Sus espectáculos están llenos de buena música, humor fino, y dedicados -como ella dice- a un público ‘fino, inteligente, culto y preparado’”


Tags

Nostalgia Alegre