Carlos Merced espera por el trasplante

Por Rosalina Marrero-Rodríguez 12/05/2018 |11:45 p.m.
Por su condición se ha mantenido fuera de los escenarios. (Facebook)  
El comediante necesita un nuevo riñón para estabilizar su salud.

Es un proceso difícil, eso no se puede negar, pero el comediante Carlos Merced se mantiene optimista, animado y con buen humor mientras llega la llamada que le anuncie que entró en la lista de espera para un trasplante de riñón.

Habla de su condición de salud con tranquilidad, pero se percibe la debilidad que le causa la diálisis, un proceso que desde hace cuatro meses le ocupa tres días a la semana, o doce horas en total.

“Estoy bien, tranquilo, confiado, y el humor no se puede perder, porque eso es esencial, y entiendo que mientras me mantenga así, le puedo dar ánimo a otras personas que no pueden lidiar con la situación”, dijo Merced ayer en entrevista telefónica desde su hogar en Orlando, Florida.

La diálisis es vital para mantener el funcionamiento de sus riñones, cuyo deterioro es avanzado, por lo que sus médicos le advirtieron sobre la necesidad de someterse a un trasplante, y en esa espera se encuentra.

Ya cumplió con los exámenes médicos requeridos, indicó, todos con buenos resultados. Aguarda por una evaluación final que le permita entrar a la lista de espera para recibir el órgano.

“Siendo honesto, me desespera un poco, porque lo veo un poco más lento que cuando el trasplante de hígado (2000). Pensaba que esta vez iba   a ser un poco más sencillo”, lamentó. De acuerdo a la información que le han brindado en el Centro de Trasplante son muchas las personas en situaciones similares, lo que le hace la espera aún más larga.

“Uno humanamente se desespera”.

Parte de los requisitos que debe cumplir es abrir una cuenta benéfica que garantice la cubierta de los gastos médicos y tratamientos posteriores  a la operación. Por ello sus familiares abrieron una cuenta a través de Go Fund Me bajo el título “Riñón para Carlos Merced“, con la meta de  recaudar $500,000. Igualmente abrieron una cuenta a través de ATH Móvil con el número 787-240-2181.

 Tener o no este dinero no le impediría de realizarse el trasplante, pero sí debe cumplir con el requisito de tener unos fondos económicos para el proceso post operativo, según explicó el intérprete del personaje el “Arcarde”.

“Había decidido retomar mi carrera y lamentablemente tuve que detenerlo porque no puedo estar tanto tiempo en escena y, obviamente, eso te afecta el área económica”.

Actualmente tiene un empleo a tiempo parcial de manejo de redes sociales, que puede realizar desde su casa.

A su cuidado están su esposa Lesbia Feliciano y su hija Andrea, mientras que su nieta Giulia es su mayor motivación para mantenerse de pie.

 “Hay que seguir pa’lante, no importa lo que se presente, y estar agradecido de que estoy vivo, hasta que Dios diga”.

Regresa a la portada

Tags

Carlos Merced