Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Marcos Malory y Yasmín Mejías unidos por Dios

03/12/2010 |
Unidos por Dios

Mantener una relación por 20 años no es tarea fácil para ninguna pareja, pero si se está con Dios presente y se mantiene abierta la comunicación, se puede lograr una convivencia en armonía al tener el amor como base.

Al menos así lo sienten la actriz y ex senadora Yasmín Mejías y su esposo el cantante Marcos Malory, quienes llevan 20 años juntos 16 de éstos son casados.

Y tan sólida está su unión que no sólo se fueron a estudiar a la universidad logrando ambos una maestría en trabajo social de la Universidad del Este el año pasado, sino que también hasta Marcos Malory la convenció de cantar junto a él el tema No desmayes, con el que da título a su disco sacro.

Yasmín Mejías confiesa que se sorprendió con la petición de su marido, con quien se encuentra sumergida en los caminos del Señor hace 17 años y con quien visita la Iglesia de Dios Emanuel, en Carolina, cuyo rito es el evangélico.

“Marcos me invita (al Johnny ‘el Bravo’ sugerírselo) y le dije: ¿Tú estás seguro?, y él me dijo que sí. Para mí fue bien tenso y me sentí nerviosa (al momento de grabar el tema) porque ésa es su área (la música). Pero después me sentí bien”, narra sentada al lado de su media naranja.

Aunque muchas personas lo desconocen, a la creadora de la empleada doméstica “Altagracia” desde niña le encantaba cantar y hasta participó en el popular y desaparecido programa Tribuna del Arte, de Rafael Quintero Vidal, con la canción Amigo, popularizada por Charytín Goyco.

“Yo me dedicaba a cantar desde nena porque me gustaba. Yo pensaba que iba a ser cantante, pero terminé siendo actriz”, comenta la artista al tiempo que indica que deseaba estudiar educación especial para trabajar con los sordos, pero en la universidad fue la profesora Carmen Turul y el director Dean Zayas quienes la motivaron a estudiar teatro.

Durante la grabación del disco, la artista, de 51 años de edad, asegura a Primera Hora que se sintió en confianza por el apoyo de su esposo, de 53 años, quien tras pegar La nena sexy hace casi dos décadas, decidió retirarse del mundo secular para entregarse a Dios, porque “me sentía vacío y como un títere” y no fue hasta el presente que quiso grabar un disco comercial, ya que sus producciones anteriores cristianas no las promocionó.

Según Yasmín Mejías, quien se desempeña como coordinadora de los proyectos Llave para ayudar a usuarios de drogas y Vivienda Transitoria para deambulantes, ambos en Carolina, indica que ella y su esposo contaron con el apoyo de Mario Rosario, de Playbach, para la elaboración del proyecto musical.

“Ramón Martínez y Carlos Velázquez pusieron el alma en esa mezcla. También nos ayudó José Ferrer”, sostiene la ex política.

Yasmín Mejías, quien asegura que hay un respeto y admiración mutuos entre ella y su compañero, no descarta grabar un álbum de ella sola porque esta experiencia la ha motivado.

Tanto Yasmín Mejías como Marcos Malory conducen el programa No desmayes, emitido los martes de 9:00 a 10:00 de la noche, por Redentor 104.1 FM.

Como parte de su relación, sienten que una señal de Dios a su amor es su hijo Cristian Emanuel, de 16 años de edad. Ambos artistas tienen otros hijos procreados en sus relaciones anteriores.