Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

María Celeste Arrarás su madrastra es menor que ella

12/04/2008 |

La telerreportera puertorriqueña María Celeste Arrarás aseguró que está sumamente feliz y contenta con su joven madrastra Brenda López de Arrarás, quien lleva once años de matrimonio con su progenitor, el licenciado José Enrique Arrarás.

La conductora y productora del noticiario “Al rojo vivo” que transmite la Cadena Telemundo, aseguró que lo más importante es el amor.

“Yo soy mayor que ella, pero nuestra relación es buenísima porque lo más importante para mí es que a mi papá lo quieran y ella lo adora, para mí eso es una bendición. Tenemos una excelente relación, la vida enseña a una que uno tiene que respetar los caminos que cada cual elige...Yo lo veo a él tan feliz, y ellos son tan felices, que eso me llena de alegría. Todo llega por una razón y hay que disfrutar lo que está pasando”, manifestó María Celeste, de 47 años de edad.

La recién electa representante por acumulación bajo el Partido Popular Democrático aseguró que Arrarás es el orgullo de su familia.

“Ella es un ser humano maravilloso, es desprendida, brillantísima. La adoro al igual que a mis sobrinos nietos, porque son los sobrinos de mis dos hijos. María Celeste es el orgullo de la familia, por ella mi hija se llama Isabel Celeste”, sostuvo López de Arrarás, de 37 años de edad.

En un aparte con Primera Hora, en medio de una fiesta navideña en las montañas de Utuado, donde María Celeste, además de compartir con su familia celebró el triunfo de su madrastra, dijo estar satisfecha con todos los hermanos que la vida le ha brindado.

“Tengo en total ocho hermanos, fruto de la unión de tres matrimonios de mi padre y dos de mi madre. Soy bendecida porque por todas partes tengo muchos hermanos”, expresó con una sonrisa.

No quiere matrimonio

“En este momento de mi vida lo más importante para mí son mis tres hijos: Julián de 11 años, Adrián que va cumplir 10, (niño ruso que adoptó de 15 meses de nacido), y Lara de ocho años. Tengo tres niños maravillosos y un trabajo que me apasiona y ocupa las 24 horas del día, excepto cuando estoy con mis hijos. Me fascina lo que hago, en este momento no hay espacio para un nuevo matrimonio”, enfatizó.

Su niño maltratado es un joven saludable

La telerreportera aseguró que su hijo mayor Julián, quien fue maltratado por su institutriz cuando apenas tenía siete semanas de nacido y pesaba nueve libras, es un niño vigoroso, lleno de energía, saludable física y emocionalmente.

“Gracias a Dios él tuvo un ángel que lo protegió cuando le pasó lo que le pasó, porque no le dejó secuela de ningún tipo, incluso después de que despedí a la muchacha, él tuvo una mejoría estomacal dramática”.