Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Reunirán legado completo de Betances

04/14/2007 |00:00 a.m.

Que Puerto Rico se incorpore al movimiento independentista del resto de los países latinoamericanos era un sueño de Ramón Emeterio Betances, capaz de cumplirse en la actualidad si se reconoce el valor que tiene este prócer boricua una vez desligado de los mitos que lo rodean en la historia oficial.

“Es lo mismo que entender a Puerto Rico como parte de Latinoamérica, al menos desde el punto de vista histórico. A Betances se le ha de equiparar con cada uno de los libertadores de las repúblicas americanas. Hay que añadir su nombre a esa lista”, reitera el historiador francés Paul Estrade, quien, junto con el puertorriqueño Félix Ojeda Reyes, acaba de culminar una investigación sobre Betances que ha durado más de 30 años.

El resultado inmediato de ese esfuerzo son los aproximadamente 15 volúmenes de las “Obras completas de Betances”, que serán publicados a razón de dos por año, bajo el sello de Ediciones Puerto, indica Ojeda Reyes.

Se trata de una compilación esquemática de los escritos médicos, científicos, íntimos (epistolares y autobiográficos) y políticos del abolicionista, prologados por personalidades como los politólogos Ricardo Alarcón y Arcadio Díaz Quiñones, los periodistas Daisy Sánchez y Nelson del Castillo, el presidente del Partido Independentista Puertorriqueño, Rubén Berríos, y el cirujano Eduardo Rodríguez Vázquez, sin la intención de constituirse en una edición crítica.

La repercusión a largo plazo, sin embargo, pretende ser un “boom que dará lugar a comentarios, a artículos, a cursos (académicos), a exposiciones” que hagan ruido entre los círculos “betancinos” responsables, junto con la falta de evidencia empírica, de que a Betances se le haya confundido con un autonomista.

“Se hizo un movimiento para acallar su voz, que no se viera su pensamiento profundo. En Francia, donde vivió tres cuartas partes de su vida, escribió una columna mensual con su concepción de Federación Antillana. Esto es constancia de su esfuerzo práctico, siendo agente diplomático de Cuba, por la libertad de esa república en su guerra desde 1895 hasta 1898”, destacó Paul Estrade.

De esa forma, uno de los hallazgos más importantes de los profesores universitarios –Estrade en la Universidad de París y Ojeda Reyes en la de Puerto Rico en Río Piedras– es la constatación de que Betances apoyaba con tesón “una independencia sin ningún lazo con España u otra metrópoli que no fuera los de amistad voluntaria”, en palabras de Ojeda Reyes.

“No es el hombre de(l Grito de) Lares. Es el hombre que va desde el (18)48 hasta el (18)98 defendiendo la misma idea de independencia de república para Francia, para Cuba y para Puerto Rico”, agrega su colega y amigo galo.

Si no hubieran hecho ese trabajo “subterráneo”, difícil por la traducción del francés al español y por la verificación que de lugares, fechas y otros datos logísticos que tuvieron que emprender, no se hubiera encontrado la evidencia para hacer estas afirmaciones, no nuevas.

Félix Ojeda Reyes ofreció como ejemplo una carta en la que Betances solicitaba, entre sus últimos deseos antes de morir, que se enviara a Cuba su maletín de médico: “como quitarme el pan de la boca”, lo cita.

Su compañero en ésta y otras indagaciones históricas acota que, asimismo, hallaron que Betances recolectaba armas y otras provisiones para enviar a los cubanos revolucionarios, y más de 40 entrevistas ofrecidas a periódicos franceses “de la burguesía” en los que defendía ese movimiento libertador, el mismo que hubiera deseado que ocurriera en Puerto Rico.

Aceptar esta realidad contribuye a superar el complejo de inferioridad que, como colonizados, aún impera entre los puertorriqueños y otros antillanos, sugirieron.

“Las Antillas desarrollan ideas políticas, sociales, científicas que han cambiado el mundo y que Europa ha usado. No todo viene de allá. Betances es la máxima expresión de esa realidad”, expresa Paul Estrade.

“La Federación de las Antillas es algo atípico, pero yo no creo que no sea vigente”, atisba con el mismo optimismo que manifiesta en ese sentido Ojeda Reyes.

Se espera que los primeros dos tomos de las “Obras completas de Ramón Emeterio Betances” se pongan en circulación en la próxima Feria Internacional del Libro de Puerto Rico.