Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Daddy Yankee desató la locura en la Quinta Vergara

02/28/2009 |10:21 a.m.
Daddy Yankee hizo delirar a 15 mil personas en Chile durante su participación en el Festival de Viña del Mar. (Para Primera Hora / Ricardo Olmedo)  

Hay algo que tiene Daddy Yankee que es capaz de enloquecer a la fanaticada. Ayer, viernes, quedó demostrado en el show que dio en el Festival de Viña del Mar.

Tras una hora y media de reguetón del bueno, la gente se resistió a abandonar la Quinta Vergara, pidiendo una y otra "ñapa", a pesar de que el puertorriqueño ya había dado por finalizada su presentación.

Por más de media hora, ningún alma de las 15 mil presentes, se movió del recinto esperando la cuarta salida del ídolo. Ya las antorchas de plata y oro y la gaviota de plata estaban ganadas por el boricua. Y no había más que tocar; la señal televisiva había ido a negro y los animadores se habían cansado de decirle al público que no se podía más.

Ese nivel de fanatismo se produjo anoche en la presentación del "big boss" del movimiento. El show había llegado a niveles impensados, de mucha euforia y efervescencia, provocado por el ritmo, pasión y furor que le impone, como es su característica, Daddy Yankee.

Y él supo cómo hacerlo: apeló a sus grandes éxitos, como "Lo que pasó, pasó", "Rompe", "Llamado de emergencia", "Tú me dejaste caer" y "Gasolina", que desataron las reacciones más eufóricas del público de lo que va del Festival de Viña del Mar 2009.

La Quinta Vergara, a esas alturas, era una verdadera olla a presión a punto de explotar de placer y sabor. Tuvo su momento culminante cuando interpretó "Limpia parabrisas", donde hizo delirar al público, que prendió miles de celulares y movió sus brazos de un lado a otro, logrando una compenetración lúdica. Luego vinieron las fotos y el juego prosiguió por largos minutos.

"Chile ha sido una de las piezas claves del éxito de Daddy Yankee…Chile, Daddy Yankee es de ustedes", gritó desaforado sobre el escenario, antes de partir y dejar con las ganas de seguir perreando a miles y miles de fans que llegaron a su encuentro en Viña del Mar.

Daddy Yankee fue el primero del género que pisó el escenario viñamarino en 2006. Pero lo de anoche no tuvo comparación. El "big boss" llegó recargado.