Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Vivanativa celebra su nominación a Premios Lo Nuestro

02/15/2010 |
Vivanativa ensayó varios temas en su Estudio 18, en Santurce. (Suministrada)  

Felices y más que contentos se encuentran los intregrantes de la banda de rock puertorriqueña Vivanativa con la nominación que han recibido en la 22 edición de los Premios Lo Nuestro 2010, a celebrarse este próximo jueves, 18 de febrero, en el American Airlines Arena de Miami. La agrupación fue seleccionada para competir en la categoría canción del año por su tema Mariposa mía, la cual aparece en su reciente trabajo discográfico Evidencia.

El grupo musical saldrá para Miami esta semana para estar presente en la premiación y aprovechará su estadía en la Ciudad del Sol para promocionarse, visitando diferentes medios de comunicación.

“Ya nos sentimos ganadores porque recibir esta nominación de los Premios Lo Nuestro es ver que la gente creyó en Vivanativa, y ganemos o no vamos para la alfombra roja a celebrar el triunfo”, manifestó Javier Hiram Gómez, cantante y guitarrista del grupo.

El talentoso músico, que junto a Nabeel Abdulrahman crearon en el 1997 la banda de rock en español, entiende que la premiación es un reconocimiento a la ardua labor que han venido realizando, desde que se formaron profesionalmente hace 13 años.

“Estamos celebrando los éxitos de Vivanativa, y con la canción número 1, es la celebración de todos estos años. Esta premiación es la recompensa de lo mucho que hemos trabajado hasta ahora. También nos sentimos contentos porque significa que la gente está escuchando nuestra música y la reconoce”, manifestó Gómez.

A Nabeel, compositor del tema Mariposa mía, la nominación lo tomó por sorpresa. “No lo esperaba porque nos llegó en un momento que no sabíamos qué iba a pasar con nosotros, ante los constantes cambios de la industria. Llevamos años en la música, hemos creado un nombre que va a quedar como un eco en la eternidad, es trascendental, somos historia aquí (en Puerto Rico), y seguiremos escribiendo porque es lo que amamos”, sostuvo.

El vocalista y guitarrista quebradillano, quien ha sido parte del equipo de músicos de Ricky Martin y Draco Rosa, relató a Primera Hora, desde los estudios de grabación del grupo en Santurce, que la canción que escribió nació de una experiencia personal.

“Los temas que escribimos surgen de nuestras propias vivencias, generalizamos las canciones para que todo el mundo se identifique con ellas. En este caso escribí el tema inspirado en el amor, una mariposa que es una mujer. Cuando lo hice nunca pensé que iba a ser nominada, porque no escribo pensando en obtener premios”.

Añadió que, de obtener el premio, se lo dedicará a su progenitora, Nelly Soto. “¿Qué hijo no le dedica un premio a su madre? El que no lo haga está mal”, subrayó Abdulrahman.

Ésta es la segunda ocasión que Vivanativa, cuyos integrantes -además de Javier y Nabeel- son Clemente Valdés, en el bajo y Manuel Ojeda en el tambor, son reconocidos por los Premios Lo Nuestro, ya que en el 2000, cuando la premiación se celebraba en la Isla, obtuvieron el galardón de banda del año.

Los reconocimientos para el afamado grupo musical no paran, porque, también, recibieron con beneplácito que el equipo de baloncesto, del pueblo natal de Javier y Nabeel, Los Piratas de Quebradillas, le va a dedicar la temporada de juegos que comienza el próximo miércoles 3 de marzo.

Otro motivo de orgullo que tiene a la banda saltando de la alegría es el éxito que ha tenido en la radio el tema Lágrimas, que grabaron a dúo con la vocalista española Rosario, hija de Lola Flores.

“La composición salió de todos, estamos gozando ahora mismo, porque la canción esta pegá. Conocí a Rosarito al revés, primero como persona y luego como artista. En una de sus visitas de promoción a la Isla le presenté la canción que al principio no tenía voz de mujer. A ella le encantó y se unió a la grabación con letra de su autoría, y luego la grabamos en un vídeo. Ya estamos pensando grabar una producción completa con Rosarito… y hasta mudarnos para España”, concluyó emocionado Javier mientras Nabeel, con un ademán de su cabeza, lo respaldó.