Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Kiara fue una mesera “eléctrica”

Por Rosalina Marrero-Rodríguez 12/17/2018 |04:30 p.m.
Adalis De La Torre Rivera es una de las compañeras que ya comienza a extrañar a la reina. ([email protected])  
Sus compañeros en El Mesón Roosevelt la van a extrañar

La joven vivaracha que el mundo ha tenido oportunidad de conocer a través de la representación de la puertorriqueña Kiara Liz Ortega Delgado es la misma que hasta hace unos meses se reportaba a trabajar como mesera.


Divina. Espectacular. Una joven llena de vida. Estas fueron algunas de las expresiones utilizadas por dos empleados del restaurante El Mesón Roosevelt, en Hato Rey, al solicitarles una descripción de la representante de Puerto Rico en el certamen Miss Universe 2018.

“Excelente, una joven brillante, una joven con mucho ángel”, destacó el gerente del local de comida criolla creativa, Rafael Ángel Burgos Cartagena.

En reacción al desempeño de la boricua, de 25 años, Burgos Cartagena resaltó su naturalidad. “Lo que esperaba, que fue ella misma, no fue alguien creado, La que estaba anoche era la Kiara que conocí en el restaurant, era la misma Kiara que estaba compitiendo y poniendo la bandera de Puerto Rico en el alto”.

Ortega Delgado trabajó en el restaurante por cerca de dos años, y una vez inició su preparación para el certamen local, solicitó una licencia de empleo.

“Partió para Miss Universe Puerto Rico, tuvo éxito, salió de Puerto Rico, tuvo éxito y no creo que regrese de la licencia”, anticipó el gerente.

 
¿Cómo era Kiara Liz Ortega de mesera? Sus excompañeros te lo cuentan todo

La reina boricua trabajó en un restaurante de San Juan, donde ahora opinan sobre su memorable paso en Miss Universe. "Si vuelve, yo la boto", dice un supervisor.

Adalis De La Torre Rivera es una de las compañeras que ya comienza a extrañar a la reina. “Ella es espectacular, una mujer que está llena de vida, de trabajo, y sé que puede llegar muy lejos”.

A juzgar por lo escuchado, la sanjuanera se destacó por ser una mesera muy activa y simpática, tal como se ha mostrado desde que ganó la corona local.

En su primera entrevista tras su logro en Miss Universe Puerto Rico, la estudiante de enfermería dejó saber que le gustaría tener su propio restaurante a partir de la buena experiencia que ha tenido en sus recientes trabajos.

“Hay veces en que he tenido dos trabajos, uno en la mañana y otro en la noche, de mesera los dos, para hacer mi dinerito, para poder pagar las cosas que tengo, y lo he hecho muy orgullosa”, compartió entonces.

Regresa a la portada